DESARME O SEGURIDAD URBANA

DESARME O SEGURIDAD URBANA

En su habitual columna de Business Week, el premio Nobel de economía Gary Becker se refirió a la manera cómo los Estados Unidos consiguieron esposar las tasas de criminalidad urbana. Indicó que aún cuando existen quienes señalan que el crimen depende de la pobreza y en consecuencia jamás se podrá erradicar, o quienes anotan que la perdida de los valores familiares y morales son los responsables del delito y que esto es un hecho irreversible, en realidad la disminución de las tasas de delitos está ligada a la aprehensión efectiva de los criminales y a su estricta condena.

26 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

En Bogotá oímos a diario, y cada vez en un círculo más cercano, que alguien sufrió un atentado a su vida, honra o bienes, a menudo por que perdió uno o los tres en el mismo episodio. La inseguridad, según indican las encuestas de opinión que respondemos los bogotanos, es el problema que más nos preocupa, en concordancia a su vez con los postulados del doctor Becker quien señala la disminución de las tasas de criminalidad como el factor más importante en el aumento de la calidad de vida de los norte americanos, por encima de la prosperidad económica y del bajo nivel de desempleo. En su concepto, la seguridad ciudadana es un bien supremo que trasciende lo económico.

Según nos enseña la experiencia que trae el profesor Becker, el camino es una política clara, coherente y estricta contra el delito. Será el desarme ciudadano una pieza importante de este plan? Sin duda que sí pero el desarme general, no el de los ciudadanos de bien que buscan atenuar su inseguridad mediante el porte de un arma. Como encaja el desarme en la búsqueda de la seguridad urbana? Se podría pensar en articular un conjunto de medidas dirigidas a convertir en permanente el carácter de las requisas en las zonas donde más suceden crímenes con armas de fuego; iniciar una campaña de revisión de los salvoconductos vigentes, tanto como su proceso de expedición y renovación, buscando que estos se conviertan en procesos dirigidos a enseñar a quien busque un arma su adecuada utilización, así como a dar un plazo y unas condiciones justas pero idóneas para el acceso a estas; a recalcar la severidad de las penas por delitos relacionados con el uso indebido de las mismas.

Mejorar la seguridad urbana será una cuesta empinada que deberemos recorrer escalón por escalón. Será viable la realización de una campaña dirigida a recoger las armas ilegales que se encuentran en Bogotá, que serían luego utilizadas en la construcción de un símbolo que nos recuerde la importancia de buscarle una solución pacífica a los conflictos? (segunda parte) maullo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.