DIEZ AÑOS DE PLAZO A MOROSOS

DIEZ AÑOS DE PLAZO A MOROSOS

Los agricultores que al 30 de junio pasado tenían deudas atrasadas con las entidades financieras tendrán una nueva oportunidad para pagar.

09 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Es más, una vez sean aceptados como beneficiarios de los fondos quedarán rehabilitados para volver a pedir crédito, inclusive, amparados por el Fondo Agropecuario de Garantías (FAG), es decir que el propio Estado les servirá de fiador para sus nuevos préstamos.

Según el ministro de Agricultura, Carlos Murgas Guerrero, este mecanismo está contemplado en los denominados Fondos Departamentales de Reactivación Agropecuaria, creados por el Gobierno y que entrarán en vigencia en los próximos días, tan pronto se expida su reglamentación.

El sistema busca rehabilitar a unos 200 mil agricultores y ganaderos del país que se encuentran atrasados en el pago de sus créditos destinados a la actividad rural , aseguró el presidente del Fondo de Financiamiento del sector Agropecuario (Finagro), César Pardo Villalba.

Los fondos tendrán dos objetivos centrales: comprar cartera morosa para rehabilitar agricultores y promover proyectos productivos.

Estas actividades serán financiadas con aportes de la Nación, los departamentos, los municipios y los propios agricultores, en montos definidos previamente.

Los fondos operarán de la siguiente manera: La Nación asignará hasta cuatro veces el dinero que aporten los entes territoriales, en tanto que los productores deberán haber pagado o comprometerse a pagar al menos el 5,0 por ciento de la deuda, si son pequeños, y el 10 por ciento cuando se trata de medianos o grandes agricultores. Para estos casos, el Fondo acepta que le entreguen tierra en parte de pago. En estos casos, lo mínimo será el 20 por ciento de la deuda.

Unas vez cumplido este proceso, el Fondo Departamental les compra a las entidades financieras bloques de la cartera morosa que sumen los agricultores habilitados para ingresar al programa y entra a negociar con los productores el pago de la deuda.

Automáticamente, los bancos rehabilitan a los productores para que vuelvan a ser sujetos de crédito. Sin embargo, los nuevos créditos no se podrán otorgar a proyectos que no hayan sido autorizados por el Fondo Departamental, los cuales deben coincidir con los programas de desarrollo regional. La prioridad será para aquellos préstamos dirigidos a asociaciones, cooperativas, gremios y alianzas productivas.

Nada es regalado No se trata de un programa para regalar plata, condonar deudas o intereses , informó Pardo Villalba, presidente de Finagro.

Explicó que solamente se perdonarán los intereses de mora y los contingentes, es decir, sobrecostos tales como los honorarios de abogados.

Esto significa que el agricultor, aunque ha dejado de ser deudor de una entidad financiera, seguirá debiéndole plata al Fondo Departamental.

Cómo se pagará el antiguo préstamo? El Fondo le da un plazo adicional de diez años, incluyendo tres de gracia, con interés equivalente al Indice de Precios al Consumidor (IPC). Además, se fijará una tabla de premios para quienes paguen anticipadamente al Fondo.

Y qué va a hacer el Fondo con la tierra que reciba en parte de pago de al menos el 20 por ciento de la deuda? Según Pardo, estos predios le serán entregados al Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora) a cambio de títulos de deuda pública. Sin embargo, los proyectos productivos que desarrollen los campesinos beneficiarios de estos predios tendrán que ser aprobados por los fondos.

El arranque El Gobierno tiene disponibles para este año 1.000 millones de pesos como capital semilla de los fondos; 49.000 millones para el 2000, y 50.000 millones para el 2001.

Con el fin de no demorar la entrada en vigencia de los fondos debido a la baja asignación prevista para el 99, Finagro anticipará los recursos incluidos en el Presupuesto Nacional del año entrante.

Con el fin de poner en marcha el programa, las asambleas departamentales deberán aprobar una ordenanza a través de la cual se crea el Fondo Departamental de Reactivación Agropecuaria y se le asigna presupuesto para el primer año, de acuerdo con su capacidad financiera y fiscal.

Los fondos se crearán con una vigencia de diez años, tiempo durante el cual se calcula el pago de todas las deudas atrasadas hasta el 30 de junio pasado.

La cartera será comprada por una sola vez, es decir que el agricultor que entre nuevamente en mora será sometido a cobro jurídico y se le rematarán los bienes presentados como garantía. Más ganga no se puede!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.