ANDRÉS CEPEDA, DE POLÍGAMO A BOLERISTA

ANDRÉS CEPEDA, DE POLÍGAMO A BOLERISTA

Andrés Cepeda, por si solo, no es un nombre que diga mucho. Para saber quién es Andrés Cepeda hay que escucharlo cantar, entonces todo resulta familiar. Unos dirán que es la voz de innumerables jingles de comerciales, otros, los más jóvenes, no dudarán en recordar que era el cantante líder del grupo bogotano Poligamia.

02 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Cepeda es el tercer vástago de ese proyecto musical que alcanzó a dejar cuatro discos compactos y varios éxitos en la radio local. El grupo tuvo su cuarto de hora hace unos cuatro años y luego fue declinando hasta que se disolvió.

Pero si la entidad legal que se llamaba Poligamia dejó de existir, el espíritu que reunió a estos cinco amigos nunca desapareció. Los polígamos siguieron siendo polígamos, solo que cada uno por su lado. Juan Gabriel Turbay fue el primer en lanzarse como solista. Grabó un gran disco con la multinacional Universal, que desafortunadamente no tuvo muy buena promoción.

Luego se lanzó al ruedo el baterista César López, solo que con un proyecto experimental que nada tiene que ver con el mundo del pop. Ahora el turno al bate es de Andrés Cepeda, el hombre que le ponía la cara y la voz al asunto.

Después de Poligamia no quería volver a grabar. Decidí estudiar ingeniería de sonido en Estados Unidos. Estuve dos años y medio trabajando en eso. Sin embargo, aparecieron los de F.M y me ofrecieron la oportunidad de grabar, especialmente esas canciones que yo tenía en mi repertorio y que tocaba de vez en cuando en las chimeneas o en las reuniones de amigos .

Las canciones que componen su primer disco como solista son apenas una parte de la esquizofrenia musical de este compositor, pues tienen un tono abolerado que no rima con su lado pop y rockquero. Siempre me gustó el bolero, pero nunca encontramos espacio para incluir estas canciones. De pronto me ofrecieron grabarlas y me pareció bien . La decisión fue fácil, la oportunidad simplemente le llegó.

Su lado rockero, por el contrario, no ha tenido mucha suerte. No son buenos tiempos para los rockeros. Hace cierto tiempo editó un disco independiente con su grupo de rock El gusano. Para ese trabajo no hubo radio ni promoción de prensa. El del disco del pop abolerado lo tiene todo, promoción, talento y apoyo, incluso del gurú de la radio light, Julio Sánchez.

Para hacer su disco recurrió a sus amigos polígamos; Turbay le ayudó con unas canciones; López con la percusión y Freddy Camelo con las guitarras, como quien dice, para hacer este trabajo se reunió el ochenta por ciento de Poligamia.

Entonces solo queda por saber cuando volverá a reunirse el cien por ciento de Poligamia. No sé, pero puede ser .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.