PULSOS POR EL CONTROL EMPRESARIAL EN MOSCÚ

PULSOS POR EL CONTROL EMPRESARIAL EN MOSCÚ

Gazprom, la compañía más grande de Rusia y el productor de la cuarta parte del total de gas natural disponible a nivel mundial, cayó en una disputa de poder político en Moscú, debido a que el Gobierno busca consolidar su control sobre el gigantesco monopolio.

10 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

La batalla por el control de la compañía podría ser decisivo en las elecciones parlamentarias que se desarrollarán a fines de este año y en las presidenciales del próximo.

Gazprom contribuye con un quinto de los ingresos tributarios del Gobierno y ayuda a financiar a la estación televisiva privada más grande del país.

Fue el apoyo financiero de poderosos hombres de negocios con fuertes medios de comunicación que ayudó a Boris Yeltsin a alcanzar el triunfo en las presidenciales de 1996, luego de que las encuestas no le daban un porcentaje de adhesión superior a 10 por ciento El Gobierno, que posee el 38,37 por ciento de Gazprom, convocó a una junta extraordinaria el 26 de agosto en un intento por aumentar el número de representantes oficiales en el directorio de once personas de cuatro o cinco, lo que se considera suficiente para alterar el equilibrio de poderes en la compañía.

Los observadores están preocupados de que la turbulencia política que rodea a la firma amenace a su cotización bursátil y su habilidad para recaudar dinero en los mercados internacionales.

Sergei Dubinin, vice presidente de Gazprom y ex consejero del Banco Central, dijo en una entrevista esta semana que la agitación que rodea al encuentro fue explotada por gente que no tiene nada que ver con la firma y cuyos intereses no coinciden con los de la compañía o el Estado.

Dijo que comprendía que el Gobierno quisiera más asientos en el directorio, pero que era inconveniente hacerlo ahora en el ambiente que vive el país.

Aseguró que Boris Berezovsky, el consejero del Kremlin que por mucho tiempo quiere extender su influencia sobre Gazprom, estaba explotando la agitación política en torno a la compañía para su beneficio.

Los medios de comunicación han especulado que Berezovsky está confabulando para sacar a Rem Vyakhirev de la presidencia ejecutiva y recortar el aporte a NTV, el canal de televisión de propiedad del grupo Media-Most. Gazprom tiene cerca del 30 por ciento de la propiedad de NTV.

Berezovsky está encolerizado porque NTV rompió con el Kremlin y se alineó con Yuri Luzhkov, el alcalde de Moscú y un fuerte candidato presidencial. Berezovsky es un enemigo político de Luzhkov, que ha amenazado con renacionalizar su propiedad privatizada.

Como otras organizaciones de medios, Media-Most fue allanada por la autoridad tributaria. También ha tenido problemas con uno de sus principales acreedores, la estatal Vneshekonombank, y criticada por el canal estatal ORT.

Stephen O Sullivan, analista de United FInancial Group una corredora de Moscú, dijo que uno de los objetivos del Gobierno es negar acceso a Luzhkov a NTV y Gazprom para asegurar que la compañía apoya a Yeltsin en el mejor de los casos, o permanece neutral en el peor.

Mientras tanto, el Kommersant, el periódico de negocios más respetado, que fue comprado por Berezovsky, dijo que no planeaba intervenir en su trabajo editorial: pero Raf Shakirov, el editor, fue depedido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.