SOLUCIONES AL CRÉDITO

SOLUCIONES AL CRÉDITO

Todo el mundo está demandando soluciones para el crunch de crédito y definitivamente el país necesita fórmulas para reactivar el crédito no sólo ahora sino en el largo plazo, con márgenes razonables y a bajo costo.

23 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

A quién no le ha sucedido, que queriendo cambiarse de una entidad financiera a otra se le imposibilita hacerlo por la cantidad de trabas y costos existentes, incluso para transferir las garantías? Yo mismo fui víctima de esta situación, puesto que teniendo un crédito aprobado en otra Corporación de Ahorro y Vivienda a mucho menor costo, fueron tales las trabas, que no me permitieron la subrogación de la garantía, aún mediante el pago directo de la otra institución. Incluso recibí carta del Defensor del Cliente (?) de la entidad quien terminó protegiendo a la misma puesto que las normas internas (!) no lo permitían. Situaciones como estas en los mecanismos actuales de crédito son las que proveen poca flexibilidad, han desanimado siempre la competencia y hace que el crédito permanezca extremadamente costoso.

Existen factores microeconómicos que inciden en la dificultad de obtención de crédito, su escasez y el costo de crédito. Los obstáculos para el crédito en Colombia a tasas razonables de interés se fundamentan en que la legislación actual no consulta las prácticas modernas de crédito que faciliten los mecanismos de financiación a menor riesgo. Una de las soluciones sería la implementación de normas que permitan garantizar un sistema moderno de garantías, de transferencia de propiedad y/o de créditos (si se quiere cambiar de institución) sin los engorrosos mecanismos actuales y que permitan proteger adecuadamente a las partes involucradas.

Una ley moderna debería incluir reglas que permitan facilitar la constitución y la transferencia de garantías a muy bajo costo, desarrollar un sistema suficientemente claro y expedito sin la necesidad de largos procesos judiciales en el caso de incumplimiento basado en un sistema extra-judicial simple.

Los procedimientos actuales unidos a la ley de concordatos, por ejemplo, tan nueva pero tan obsoleta, donde por ejemplo el sistema de graduación de créditos es incapaz de proveer una adecuada protección al prestamista, incrementando los riesgos y por ende los costos implícitos de financiación.

Un pequeño adelanto está en la reciente reforma financiera que en su artículo 83 permite la cesión de los créditos hipotecarios y sus garantías a petición del deudor a favor de otra entidad financiera en donde sólo se exceptúan del costo de derechos notariales y registro a los créditos de VIS. Definitivamente estos costos no fomentan la competencia y por el contrario, amarran al deudor. Tampoco hasta ahora ninguna entidad ha promocionado el nuevo mecanismo. Así mismo se requiere una legislación moderna que facilite que las instituciones financieras puedan recuperar las garantías de manos de los deudores después de algunas gestiones limitadas en tiempo y en instancias de forma tal que no se erosione la garantía frente a la deuda.

Vale señalar el caso de la reciente Ley Federal de Garantías y la Ley de Garantías Mobiliarias expedida por el gobierno mexicano. Estas normas recogen los principios necesarios para lograr uniformidad en el tema, un sistema moderno de garantías, fórmulas para acceder a las garantías sin tortuosos mecanismos judiciales, protección del consumidor y registros modernos centralizados y sistematizados de información para el control de garantías reales y prendarias de todo tipo.

Las cosas que no se deben hacer es buscar soluciones para incentivar el crédito tales como obligar, como se ha escuchado, a los fondos de pensiones a invertir en el sector de la vivienda. Tampoco hacer cosas tan absurdas como prohibir el pago de intereses de mora o controlar el margen financiero que únicamente nos llevarían a la debacle.

Las soluciones de política al crédito están a la mano, sólo falta que se hagan las cosas bien y pronto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.