DESTITUIDO EL GENERAL ALBERTO BRAVO SILVA

DESTITUIDO EL GENERAL ALBERTO BRAVO SILVA

Dos días después de haber sido relevado de su cargo por posible omisión en la masacre de La Gabarra (Norte de Santander), en la que murieron 35 personas, el Gobierno retiró ayer del servicio activo al general Alberto Bravo Silva, comandante de la Quinta Brigada del Ejército.

03 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Para el general, su retiro, contenido en el decreto 1710 de 1999, firmado por el propio Presidente de la República, nada tiene que ver con los hechos de La Gabarra sino que se trata de una cuenta de cobro que le está pasando el Gobierno por su apoyo al ex ministro Rodrigo Lloreda Caicedo.

Bravo, ascendido a general en diciembre del año pasado, fue el primer alto oficial en presentar su renuncia el pasado 26 de mayo para respaldar a Lloreda en el momento de su salida del Ministerio.

El general concedió una entrevista a EL TIEMPO el pasado miércoles después de ser relevado de su cargo y dijo que cercenando miembros del Ejército no se solucionan los problemas de violencia.

Ayer, dijo que recibe su retiro como una cuenta de cobro por haber respaldado al ex ministro de Defensa Rodrigo Lloreda cuando dimitió a su cargo.

El oficial, que está tarde entregará el mando de la Quinta Brigada, aseguró que no solo por ese respaldado el Gobierno lo marginó de las tropas, sino también por decir que en La Gabarra no hay presencia del Estado .

Bravo Silva dijo que si al presidente Pastrana se le agotó la paciencia por qué no se emplea una política para defender este país que todos los días lo acaban los violentos?. Por qué no se encauza una gestión para que las Fuerzas Militares se incrementen y se realice esa guerra que debe ser dolorosa, pero, que necesariamente hay que hacerse? .

En su concepto, en el país más que un proceso de paz lo que hay es una guerra sin cuartel contra todo el mundo. Yo conocí a unas Farc de 800 hombres, ahora superan los 5000, será posible la paz de esta manera? , cuestionó.

Finalmente, dijo que no sabía hasta dónde el presidente Pastrana estará siendo coherente con la política de paz, pero que en últimas no se siente un sacrificado de ese proceso y recibe con dignidad este nuevo combate que le ofrece la vida.

Mi retiro obedece a tener principios, a manejar una fuerza, a revelar algunas verdades, que si un general que conoce la realidad del país, no las puede decir, entonces, bienvenido ese retiro por defender una causa , acotó el oficial.

Según las denuncias de una ONG, Bravo, que tenía jurisdicción sobre la zona de La Gabarra, fue advertido con varios días de anticipación sobre una posible incursión paramilitar en ese municipio nortesantandereano, posibilidad que él desestimó.

La afirmación de los agresores para incursionar en La Gabarra y asesinar a sus pobladores por supuestas vinculaciones con la guerrilla y asumir el control de la zona, no deja de ser una quimera, y en la actualidad un imposible , le contestó el general Bravo en una carta a la ONG Minga.

El 20 de agosto, casi dos meses después de esta respuesta, las autodefensas perpetraron la masacre a pesar de que el general había afirmado que el control de la zona lo tenía el Ejército.

Estos hechos provocaron el relevo no solo de Bravo sino del comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Roque Julio Sánchez Holguín, y del director seccional del DAS, Aimer Muñoz Muñoz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.