LOS OCHO PUNTOS DE LAS FARC

LOS OCHO PUNTOS DE LAS FARC

Antes de entrar en materia, debo informar a mis amables lectores y a quienes han inquirido por ausencias de esta columna, que por disposición de las directivas de EL TIEMPO Clepsidra ha pasado de hebdomadaria a quincenal. Deploro la lejanía con que ahora mantendremos contacto. Menos mal que el Ejército me enseñó que quien manda manda. * * *

24 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

A propósito, el dicho es aplicable a las Farc, convencidas de que quien manda en el país son ellas y no el Gobierno legítimo. Tal se desprende del arrogante comunicado recién emitido, en el que se quejan de supuestos desvíos respecto al proceso de paz, que sus directivas han empantanado sistemáticamente.

La ya familiar estrategia de achacar al Gobierno sus fallas intencionales, se reproduce una vez más. O es que sostener la necesidad de una comisión de verificación que asegura el cumplimiento de los compromisos entre las partes, resulta inaceptable ? Por qué? Porque pondría al descubierto las irregularidades cometidas dentro de la malhadada zona de despeje? No satisface a las Farc la acción del Estado contra los mal llamados paramilitares. Es que no les bastan dos generales sacrificados por supuesta connivencia con dichos grupos criminales, ni la aprehensión o baja de un crecido número de militantes de los mismo? Aún más. Qué autoridad moral les asiste para reclamar resultados contra quienes son apenas efecto de sus propias depredaciones contra la población civil? Censuran la conocida alianza de Pastrana con los Estados Unidos contra las Farc-Ep con el sofisma de distracción de combatir conjuntamente el narcotráfico . Se entiende la descalificación de tal alianza, que puede afectar sus fuentes más jugosas de financiación y la que sí es alianza de verdad, entre su organización y dicha actividad criminal.

Se molesta el secretariado de las Farc por una supuesta presión de los Gobiernos de Colombia y Estados Unidos para cerrar espacio político a su organización en el exterior . Bien idiota sería nuestro Gobierno si no tratara de hacerlo. O es que la diplomacia paralela desarrollada por las Farc a fin de denostar contra nuestro Gobierno, dibujarlo en trazos oprobiosos al igual que a sus Fuerzas Armadas, debe gozar de exclusividad? Denuncian las Farc-Ep la inacción del Gobierno para solucionar los problemas sociales de la gente pobre, como el empleo, la educación, la salud, la vivienda, la seguridad (subrayo) . Problemas gigantescos, sin duda. En su mayor parte generados por la guerra violenta y absurda que las mismas Farc han declarado a las instituciones legítimas. Pero donde el cinismo alcanza su pleamar, es en lo que hace a la seguridad, resquebrajada por los secuestros, las extorsiones, los salvajes asaltos a poblados indefensos, los genocidios y otros.

Insisten tercamente en la promulgación de una ley de canje, sin mencionar en su comunicado el carácter permanente que exigen para tal exabrupto. Al respecto denuncian la falta de voluntad política de los poderes del Estado , como si no existiesen impedimentos jurídicos y razones de simple lógica, contraestablecer una normatividad que en nada contribuiría a la paz y sí a la continuación indefinida de la guerra y a la consagración del secuestro como forma de contrarrestar la acción de la justicia contra los enemigos del Estado.

A renglón seguido, denuncian las Farc que los puntos anteriores constituyen actitud guerrerista y no demostraciones de compromiso con una paz definitiva y duradera , para cerrar luego su memorial de agravios con un broche de oro de 24 kilates: En contraste con la política estatal, de nuestra parte ratificamos (...) la invariable voluntad política de seguir en la búsqueda de la paz con justicia social, independencia y soberanía para Colombia y su gente . Como si el Gobierno no les hubiera entregado gratuitamente cinco municipios con su contenido humano y no se hubiera plegado a todas sus altaneras demandas, incluyendo la entidad verificadora, con lo cual obtuvieron carta blanca para hacer de la zona de despeje un santuario donde pueden cometer todas las irregularidades, inclusive la preparación de su maquinaria de guerra. Se necesita concha de tortuga carey gigante para amparar semejante conjunto de despropósitos! alvatov

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.