EN GESTACIÓN, OTROS 41 PADRES DE LA PATRIA

EN GESTACIÓN, OTROS 41 PADRES DE LA PATRIA

Las actuales instalaciones del Capitolio Nacional ya no dan abasto para albergar a 263 congresistas y las arcas del Congreso apenas si alcanzan para pagar los más de 150 mil millones de pesos que cuesta al año mantener en funcionamiento esta mole legislativa que cuenta con más de 3.000 empleados.

10 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Se trata de una institución que, según la última encuesta realizada por la firma Napoleón Franco y publicada por este diario el pasado primero de agosto, tiene una imagen desfavorable casi comparable con la de Carlos Castaño, Tirofijo y Gabino .

Sin embargo, la Dirección Administrativa del Congreso tendrá que estudiar desde ahora la posibilidad de construir nuevas oficinas, mover curules, ampliar salones y hasta mejorar la capacidad de sonido de los recintos para recibir a 41 nuevos parlamentarios que buscan abrirse paso a través de un fallo del Consejo de Estado.

Los consejeros estudiarán hoy en Sala Plena una demanda que alega que el número de representantes con que cuenta el país, que en la actualidad es de 161, debe aumentar en 41 para ajustarse al censo de población de 1993 y no al de 1985, base de su actual integración. Es decir, la Cámara actual debería tener 202 miembros.

El ponente del proceso en el Consejo de Estado, el magistrado Reynaldo Chavarro, ya radicó su proyecto de sentencia favorable sobre el caso. Ahora, los consejeros deberán analizar el tema para decidir si lo acogen o lo rechazan. Si el alto tribunal acepta la demanda, el efecto no sólo se verá reflejado en la logística y estructura de la Cámara sino incluso incidirá en sus mayorías, acuerdos políticos y vocería de las regiones.

La demanda De acuerdo con el demandante, el abogado César Rosas Rodríguez, la Constitución ha establecido que los miembros de la Cámara son elegidos según el número de habitantes de cada departamento.

De este modo, mientras que el número de senadores siempre es de 102, el de representantes debe aumentar a medida que se incremente la población de una región. Según la Constitución, por cada departamento deben ser elegidos dos representantes y uno más por cada 250.000 habitantes adicionales.

Por esta razón, Rosas pide al Consejo de Estado que anule el Decreto 141 de 1998, en el que el Gobierno del presidente Samper estableció en enero del año pasado, que el número de representantes a elegir el 8 de marzo de 1998 sería de 161, de acuerdo con el censo de 1985.

Lo que alega el demandante es que el censo que se debió haber tenido en cuenta en esa oportunidad fue el de 1993, que calculó una población total de 35 886.280 habitantes, a la cual le corresponderían más de 200 representantes.

A una eventual decisión en este sentido se han opuesto el Gobierno y la Procuraduría, que consideran que hasta que no sea expedida una ley que acoja los resultados de este censo no puede modificarse la composición de la Rama Legislativa.

En este sentido, el Ministerio Público señaló en el concepto que presentó ante el Consejo de Estado que el número de representantes debe establecerse de acuerdo con el artículo 54 transitorio de la Constitución, en el que se estableció que el censo de 1985 se mantendría vigente.

Sin embargo, el Consejo ya se pronunció en contra de esta alternativa. En una sentencia del 14 de diciembre de 1995, dijo que el censo que debe ser tenido en cuenta es el de 1993.

Así las cosas, en momentos en que el Gobierno está en un plan de recorte y reestructuración de la administración, el Consejo de Estado deberá decidir si respalda o no su doctrina que avala el censo de 1993. En ese caso, los colombianos tendrán que prepararse para ver en la Cámara a 41 nuevos padres de la patria y asumir los costos que implica la reacomodación de la composición del Legislativo. El Consejo dirá la última palabra.

Nuevas caras que llegarían al Congreso Un hermano del ex presidente César Gaviria, un locutor costeño, un ex congresista que perdió su curul por fraude electoral e incluso algunos candidatos que han sido objeto de investigaciones penales y disciplinarias, son algunas de las 41 nuevas caras que ingresarían a la Cámara.

Varios de los nuevos representantes hacen parte del actual Gobierno y tendrían que escoger si continúan en él o pasan a la Cámara.

Ese es el caso de Luis Fernando Gaviria, hermano del Secretario General de la OEA, a quien no le alcanzaron 34.000 votos para llegar en marzo de 1998 al Congreso por Risaralda, y actualmente es viceministro de Medio Ambiente.

Del listado también hacen parte Inés Gómez de Vargas, actual Superintendente Nacional de Salud, quien llegaría a la Cámara en representación del Atlántico, y Amaury Rafael García, Superintendente Nacional del Subsidio Familiar, que representaría a Córdoba.

Otro de los beneficiados sería Miguel Angel Durán, quien después de una intensa disputa jurídica perdió recientemente su curul con Alfredo Cuello Dávila en la Sección Quinta del Consejo de Estado, por fraude electoral en el departamento del Cesar.

El locutor costeño Ventura Díaz, dueño de la emisora D.C., afirma que le interesa llegar a la Cámara para promover proyectos que impliquen verdaderos cambios. Uno de ellos es el de entregar el Seguro Social al sector privado para quitárselo a las manos de los políticos.

Ramón Elejalde, quien representaría a Antioquia, fue uno de los 109 congresistas investigados por precluir la investigación contra el ex presidente Ernesto Samper, y es uno de los 23 respecto de los cuales la Corte Suprema estudia la posibilidad de abrir una indagación preliminar por cohecho.

Edgar Gómez Román llegaría a la Cámara por Santander, un poco más de un año después de recuperar su libertad al ser archivado un proceso en su contra por presunto enriquecimiento.

Y Berley Enrique Patiño Peña, quien ocupó una curul en la Asamblea del Meta por 18 años, fue investigado por la Procuraduría junto con otros 13 diputados por haberse establecido en su beneficio primas extra legales.

Si el Consejo de Estado acepta la demanda, el siguiente es el listado completo de los nuevos 41 congresistas, según los cálculos hechos por este diario con base en el censo de población de 1993: Antioquia: Rodrigo Echeverri Ochoa, Horacio Zapata Muñoz, Ramón Elejalde A., y otros dos candidatos más; Atlántico: Ventura Díaz, Inés Gómez de Vargas; Bogotá: Jorge Eduardo Buch, Juan Manuel Hernández, Eduardo Zuluaga, Oscar Ramírez, Jaime Casabianca, José Fernando Bocanegra, Colin Crawford; Bolívar: Jairo Enrique Berrío, Colombia Sofía Villamil y una curul más; Cauca: Edgar Marino Orozco, Jesús Edgar Papamija; Cesar: Miguel Angel Durán, Chocó: Pedro Nel Escobar Córdoba; Córdoba: Amaury Rafael García, Cundinamarca: Jesús Octavio Acosta, Diomedes Arévalo; Guajira: Jorge Magdaniel Posada; Huila: Juan de J. Cárdenas; Meta: Berley Enrique Patiño; Nariño: Segundo Eduardo Romo, Sonia Elba Escrucería; Norte de Santander: José Iván Clavijo; Risaralda: Luis Fernando Gaviria; Santander: Gustavo Rodríguez Blanco, Edgar Gómez Román; Sucre: Fernando Antonio Vergara; Valle: Luis Alberto Gómez, Mario Germán Fernández, Roberto Londoño Cortés, Rodrigo Durán Carvajal.

El costo de un parlamentario Sin contar los costos de una eventual ampliación del recinto del Congreso, que sería necesaria para albergar a los nuevos 41 representantes, el aumento del número de congresistas le costaría al país cerca de 10.000 millones de pesos al año, solo para el pago de la nueva nómina.

Actualmente, el presupuesto de la Cámara de Representantes, que cuenta con 161 miembros, es de 91 mil millones de pesos al año, mientras que el del Congreso en pleno supera los 150 mil millones de pesos.

Cada representante gana mensualmente unos 10 millones de pesos al mes y tiene a su cargo una unidad legislativa integrada por 10 personas, entre quienes puede distribuir 50 salarios mínimos (unos 10 millones de pesos) a los que tiene derecho mensualmente.

Además, estarían los gastos de la adecuación de oficinas, la redistribución de las curules en el Salón Elíptico en donde sesiona la Cámara, e incluso el aumento de la capacidad de sonido del recinto. Todos estos costos aún no han sido calculados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.