LA HISTORIA DETRÁS DE LA ROSA MOSQUETA

LA HISTORIA DETRÁS DE LA ROSA MOSQUETA

Quién podría pensar que un descubrimiento hecho casi que por casualidad, podría hoy en día estar bombardeando a cientos de consumidores a través de las pantallas de televisión?

15 de junio 1999 , 12:00 a.m.

Sin duda alguna esta es la verdadera historia detrás del famoso aceite de rosa mosqueta , que por su gran cantidad de espacios promocionales de ventas en la televisión nacional, no ha dejado de pasar desapercibido ante los ojos de los televidentes.

Y es que este producto, contrario a lo que muchos piensan no fue descubierto por químicos o cosmetólogos, sino por un grupo de ingenieros chilenos, como parte de la labor de cría de cerdos.

Según cuentan los representantes de Interline Colombia, firma que distribuye el producto en nuestro país, en 1974 el ingeniero chileno Carlos Amin, descubrió el producto como parte de su actividad en la cría de cerdos.

Resulta que los animales presentaban unas características especiales de sanidad en su tipo de piel, que llamaron la atención de los demás criadores, tras análisis sobre su tipo de alimentación y condiciones de crianza se atribuyó este fenómeno a que los cerdos se alimentaban con los frutos de una planta conocida como en Chile como rosa mosqueta .

De esta manera, se comenzaron a investigar las propiedades de esta planta y el aceite de sus semillas y tras estudios se llegó a la conclusión de que dicho producto natural podría ser utilizado en tratamientos para la piel por ser un importante regenerador de tejidos.

La planta La rosa mosqueta es una planta que crece en el extremo sur de la cordillera de los Andes, y más exactamente es cultivada en el sur de chile. La planta se conoce científicamente como rosa aff. rubginosa , y el aceite se obtienen de las semillas que se encuentran al interior del fruto.

De la semilla se afirma que se extraen aceites poliinsaturados, los cuales tienen poder regenerador en los tejidos.

De esta forma surgió una industria que es desarrollada, según sus representantes en Colombia, por los laboratorios Coesam de Chile, desde hace 24 años.

Actualmente esta empresa tiene 35 líneas de productos de belleza y alimentación desarrollados con base en la famosa planta.

Sus representantes afirman que sus productos se comercializan en 34 países y a base de la flor se ha hecho té, sopa, leche y mermelada, además de las cremas, jabones y aceites, que actualmente se promocionan en Colombia.

Incluso varias firmas nacionales y extranjeras se disputan la originalidad de la fórmula, que a juicio tiene resultados positivos en la eliminación de manchas y cicatrices.

No obstante, no han faltado los reclamos de clientes que no han visto en el producto ningún beneficio y por el contrario han sufrido efectos adversos.

De hecho en las especificaciones del productos no se descartan reacciones adversas como dermatitis, ardor ocasional, hormigueo y prurito y se prevé a los usuarios del peligro de uso en la exposición al sol.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.