NO PODEMOS SEGUIR REGALANDO PUNTOS

NO PODEMOS SEGUIR REGALANDO PUNTOS

Un audaz juego de estrategia de Chip Ganassi le costó a Juan Pablo Montoya su posible quinta victoria del año el domingo pasado en Detroit. Ganassi decidió usar una táctica de paradas diferente al resto del grupo, apostando a que la enceguecedora velocidad de Montoya podría ganar la carrera rodando a tope, mientras el resto de sus competidores tendrían que girar conservando combustible para llegar al final sin una parada adicional.

10 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Ganassi le pidió a Montoya conducir tan rápido como pudiera usando todo el metanol disponible para hacer una parada adicional, lo más tarde posible, en la cual agregarían medio tanque para terminar la prueba.

Montoya regresó en el séptimo puesto después de su última parada y estaba empezando su ataque hacia el frente cuando fue golpeado en la parte trasera por Helio Castro Neves, quedando fuera de carrera luego de una confusa operación de arranque, a cuatro vueltas de la clausura de la competencia.

De esta manera, Montoya terminó su participación a pie, con apenas dos puntos como balance de todos sus esfuerzos, uno por haber logrado el pole en la clasificación y otro por las 58 vueltas punteadas. Entretanto su rival por el comando del campeonato, Darío Franchitti, ganó la carrera con su compañero de equipo Paul Tracy en el segundo lugar, repitiendo lo sucedido en Toronto el mes pasado. Franchitti ahora tiene cinco puntos de ventaja sobre Montoya, 136 contra 131 del colombiano, corridas 13 de las 20 carreras de la serie Fedex.

La jugada de Ganassi fue una de esas que sólo un confiado y tres veces campeón de este campeonato como él puede darse el lujo de arriesgar. Pero también demostró la profunda confianza que tiene Ganassi en la habilidad de Montoya. Algunas veces hay que apostar , nos dijo después de la carrera. Teníamos las cartas en la mano, pero no funcionaron. Sin embargo, valía la pena ensayar y ustedes deben entender que la única razón que teníamos para tomar este riesgo es porque Juan es un gran corredor.

Montoya venía de hacer su quinta pole de la temporada y condujo a todos hasta la vuelta 58, estirando de manera permanente la diferencia con Franchitti y Tracy hasta cuando una serie de accidentes y banderas amarillas en todo el circuito le ofrecieron a Ganassi un escenario adecuado para jugar su estrategia.

Cuando Montoya le protestó por el radio y le dijo que eso podría haber sido un gran error, Ganassi le contestó que iban a plantear la misma táctica que usó De Ferran para ganar en Portland en junio pasado.

Recuerdas a De Ferran en Portland? , le preguntó por radio. Vamos a hacer lo mismo. Todos los otros tendrán que salir a conservar combustible. Nosotros vamos a consumirlo. Usa la posición de metanol número siete y aplica el botón al final de cada recta . La posición siete de combustible es la más rica para la mezcla y el botón es un switch que va en el timón y que ofrece una potencia adicional momentánea, al subir la presión del turbocargador.

Durante una docena de vueltas, Montoya se despegó, sacándole a Franchitti y a Tracy más de un segundo por vuelta, llegando a acumular una ventaja de más de 16 segundos cuando paró a recoger su último medio tanque de metanol. La parada lo bajó al octavo puesto, diez segundos detrás de Franchitti y precisamente detrás del ganador de la US 500, Tony Kanaan. Le tomó a Montoya un par de vueltas conseguir un sobrepaso claro sobre Kanaan, pero luego intentó sin éxito una maniobra similar frente a Roberto Moreno. Ambos chocaron. Moreno se fue en un trompo más profundo mientras Montoya recuperó rápido y sólo perdió un puesto ante Helio Castro Neves. Este incidente motivó otro despliegue de banderas amarillas y prefabricó la situación que eliminaría a Montoya de la carrera.

El pace car empezó a mostrar una pérdida de combustible y los comisarios decidieron cambiarlo durante el último período de neutralización. Pero ni Montoya ni Castro Neves recibieron información sobre eso en los radios y cuando vieron al pace car varado entrar a los pits, pensaron que estaba lista la bandera verde y aceleraron. Demasiado pronto, en el caso de Castro Neves.

Vi el pace car entrando a pits y asumí que venía la verde , explicó Castro Neves. Todos empezamos a acelerar y el equipo me dijo que habría bandera verde, pero no escuché que sería en la vuelta siguiente. Nunca supe que habían puesto un nuevo pace car en la pista. Cuando me enteré, ya había chocado a Juan y estaba de nuevo la bandera amarilla. Lamento lo sucedido.

Montoya estaba igualmente confundido. Nadie me dijo que iban a cambiar el pace car. Este apagó sus luces intermitentes y me preparé para tomar una nueva arrancada, pero como no se movían, nunca entendí bien lo que pasaba. Entonces fue cuando Helio me chocó .

Juan Pablo estaba igualmente descontento con la estrategia del combustible de Ganassi. Creo que cometimos un gran error en los pits , recalcó Juan. Chip me dijo: quédate afuera , y luego preguntó. Cuándo vamos a parar? Quisiera imaginarme lo que les estaba pasando, pero tuvimos algunos malos entendidos de comunicaciones y eso nos dejó en una situación muy dura para ganar la carrera.

Es desafortunado , agregó. Los muchachos me habían preparado un gran carro. Estábamos rapidísimos hoy. Eramos más veloces que cualquiera y por eso mismo, es imposible regalar puntos de esta manera si queremos ganar el campeonato. Cinco puntos allá, 20 allá, y así las cosas. No podemos seguir perdiendo así .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.