LISTOS PA LA FOTO

Hay un cuento triste que dice que un hombre fue a la iglesia tres veces en su vida. Una vez fue y le echaron agua. En la segunda ocasión, le echaron arroz. Y en la tercera, le echaron tierra.

04 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Yo siempre había pensado que uno debe aparecer muy poco en EL TIEMPO. Entre otras, si es posible, cuando en la iglesia le echen arroz (que en algunos casos es lo mismo que si le echaran tierra).

Pero quién hubiera creído que un campesino de callo al piso, de los riscos de Suaita, en Santander, aparecería algún día todo vanidoso , como decía el culebro en la serie Don Chinche, con foto en página editorial de EL TIEMPO. Con monito , como se dice también en el argot, así el personaje sea Mike Tyson. Y al lado de tantos doctores, bien peinados o sin qué peinar, con pose de intelectuales. Otros que dominan varias lenguas, incluida las de las suegras.

Pero, sí. Los nuevos directores, dentro de las reformas de sus páginas de opinión, opinaron qué digo, resolvieron; qué digo, ordenaron que los que tienen el privilegio de ocupar espacios en las editoriales, den la cara. Aunque ellos sí suspendieron sus columnas y sus fotos y veo con tristeza que no están saliendo ni en sociales. Es así como hoy, después de una semana de preguntas, de encuestas, de sueños y pesadillas, aparece el retrato del autor del Arca .

Qué cara poner? La misma, claro. Pero, sería mejor colocar la mano teniendo el mentón hacia arriba, como para fingir ser un pensador profundo? Dejar ver medio colmillo, como el único perro dueño del hueso? Con gafas o sin ellas? Descolgar un poquito labio inferior, como caballo de rejoneo? Bien peluqueado? Fruncir el ceño? Aunque uno debe ser grato con Dios y su figura, la decisión de los directores no es benéfica para todos. Para quienes los músculos de algunas otras parte nos quedaron en los cachetes, no deja de preocuparnos. Cosas de la vanidad. Pero no es fácil aparecer en tan señalado espacio, con esta carita de bobo de pueblo, con ojos de desempleado en entrevista y una sonrisita pedida por el fotógrafo. Pero, como a lo hecho, pecho, como dicen las madres solteras, hemos pedido que el retrato salga lo más nítido posible. Sin sombras de dudas.

Y ya hemos salido del dilema. O de la pesadilla. Porque soñé que, después de la foto, muy pocos volvieron a leer el Arca y que, en lugar de la mía, había aparecido Poncho Rentería. Pero lo peor, que mi retrato ahora lo cargaba en la cartera el mono Jojoy .

Sin embargo, abrigo la esperanza de que lleguen innumerables mensajes de las millares de fans, como a cualquier Ricky Martin de Suaita que se respete.

*** De otro lado, me ha dado pecadito , como dicen las muchachas, que ahora al pobre John John le quieren aguar el descanso eterno. El all en el fondo del mar, mientras su secretaria afirma que la dej algo embarazada. En verdad el discreto hijo de Kennedy muy catlico, rico y sencillo estar a detr s del computador de su secre, toc ndole las teclas, cogi,ndole el mouse y haci,ndole clic en el icono? Ser pura pantalla de ella? Se pedir la prueba reina? Aplicar n el espejo retrovisor? Le har n conejo? Esperen el prximo cap tulo de Mar a C. contigo .

Luis No, Ochoa luioch

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.