LA CÁPSULA QUE SUELTA LA LENGUA

LA CÁPSULA QUE SUELTA LA LENGUA

Estrofas ardidas de una popular ranchera de media tarde, apasionadas otanosconfesiones repentinas de amores inconfesables, desapasionados consejos para Peñalosa, Pastrana o Clinton, sugestivos mensajes para Amparito Grisales o Claudia Schiffer, citaciones para la destitución de la acción comunal, para la restitución del lote popular, o para la constitución de la logia finisecular, saludos a la bandera y a la madre (a la propia y a la del prójimo), clasificados y desclasificados, anuncios y denuncios, quejas y reclamos, gritos de amor y desamor, de ilusión y desilusión, gritos de gol, gotas de sol, poesía cachaca, acordeones vallenatos, arpas llaneras, jarabes curativos, jarabes nutritivos, jarabes tapatíos, y todo, todo eso, empacado en una cápsula, es decir... en una Citycápsula.

05 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Convertidas en un verdadero fenómeno de la comunicación popular, las citycápsulas de Citytv han roto la barrera que les impedía a los ciudadanos de a pie expresar sus opiniones en la televisión y, de paso, han provocado una especie de catarsis popular, cotidiana y colectiva, que les ha permitido a más de 140.000 personas de toda procedencia y condición dejar grabados, en mensajes individuales de 30 segundos, sus testimonios vitales en esta Bogotá del fin de siglo.

Frente a la citycápsula, un moderno sistema de grabación portátil y activación manual por el usuario cuya apariencia sugiere una futurista cabina telefónica, las reglas de uso son elementales: Se ubica frente a la Citycápsula, se oprime un botón verde, afina la voz, mira a la lente, y comienza a grabar, sin ningún costo, durante medio minuto. Lo que sigue, corre por cuenta de Citytv: transmitir los clips de la Citycápsula a través de toda su programación, según sus contenidos y alcances.

Desde Andrés Pastrana, presidente de la República, hasta Mario Pastrana, latonero del 7 de agosto, desde Enrique Peñalosa, alcalde mayor, hasta Enrique Viracachá, desempleado profesional, desde la reina de Colombia hasta la reina del San Blas, todos los ciudadanos, por igual, pueden grabar sus mensajes en la Citycápsula. Y así se ha hecho. Sin restricción de acceso, sin censura, sin coacción, sin sopletes. Como en el cambalache , no hay aplazados, ni escalafón, lo mismo un burro que un gran profesor... y, en efecto, hasta burros (de los de 4 patas), loros y loras, perros y perras, gatos y gatas, han desfilado por las Citycápsulas.

Y, a propósito de desfiles, los que pasan por la carrera séptima, con rumbo o con rumba! hacia la Plaza de Bolívar, han convertido de la Citycápsula, una escala forzosa en su camino. Ahí quedaron los testimonios festivos de las caravanas artísticas del cumpleaños de Bogotá, y los testimonios solidarios de la marcha del No más!, y los testimonios de luto tras la muerte de Jaime Garzón, entremezclados con una citytelenovela de 12 capítulos de 30 segundos grabada por un grupo de artistas en la Citycápsula, sazonados con antologías del repertorio de humoristas varados, trapecistas desempleados, pianistas despechados, caligrafistas embargados o beisbolistas ponchados.

Al fin de cuentas, lo que está quedando registrado en la Citycápsula es la materia prima, sin filtros ni maquillajes, para escribir la historia de nuestro tiempo, a partir de las vivencias, explosiones e ilusiones de quienes transitan a diario por los distintos caminos de esta ciudad intensa, vital y delirante que le sirve de capital a Colombia.

OPINIONES - Omar Rincón, (Crítico de Televisión, Director Postgrado Televisión Universidad Pontificia Javeriana).

La Citycápsula es lo mejor de Citytv porque le permite a los bogotanos representarse en voz y con cara propia. Con la Citycápsula la gente busca la televisión y no la televisión a la gente. Además, es un Medio que le permitirá a la gente aprender a hablar en público.

- Ana Cristina Mejía, (Gerente Revista Número) La Citycápsula le brinda a un montón de gente un espacio de expresión que no tiene. Es un buen intento de abrir espacios de opinión para el público.

- Cecilia Suesca, (ama de casa, usuaria de la Citycápsula) Es un Medio de Comunicación rápido, espontáneo, directo. Sirve para expresar ideas, sentimientos. No es necesario hacer casting, ni pertenecer a la farándula, para salir ahí. A mi se me perdió el perro, y fui a la Citycápsula .

- Héctor Riveros, (Secretario de Gobierno de Bogotá).

Son geniales porque la gente expresa de manera espontánea lo que piensa y siente - Catalina Molano , Señorita Bogotá Es una idea original, divierte a la gente y la motiva a ser parte de la televisión .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.