LA COMEDIA ESTÁ DE CATRE

LA COMEDIA ESTÁ DE CATRE

Encima de una cama el amor, o la pasión, adquiere rutas inesperadas: sobre esa liviana superficie puede iniciar, transcurrir o terminar. Esta sabia percepción motivó el nacimiento de Crónicas de catre, un trabajo que se desarrollará bajo el género más complicado de la televisión: la comedia.

23 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Su estreno, que será hoy a las 9 de la noche, tendrá ojos expectantes. Cada vez que se anuncia la aparición de un programa del género, se espera derrotar la nostalgia que dejaron, entre risas, Yo y tú y Don Chinche.

La razón: la comedia en la televisión colombiana está moribunda sin haber llegado a la edad adulta. Esas comedias que un día conocieron el éxito fueron producto de una generación espontánea. Crecieron silvestres como las cerezas y cayeron, con el tiempo, y por desgaste, como cocos.

Su producción y calidad ha sido irregular. Es uno de los géneros más débiles de la televisión colombiana, a pesar de que el humor, representado a través de chistes, parodias y telenovelas, ha funcionado.

Este es un país que quiere sonreír. El colombiano tiene mucho humor, pero comedias recientes no han arrancado ese efecto. Gustavo Castro Caicedo, autor del libro La televisión nos mató el alma, dice que a pesar de la tragedia, el humor vive. Por eso Cantinflas le gana a lo que sea y a quien sea, llámese Bruce Willis o Jean Claude Van Damme.

Para Germán Yances, crítico de televisión, el fracaso de la comedia se debe a que es un trabajo que exige cultura e información de quien la hace, para poder jugar así con los elementos de la realidad. En Colombia no hay tradición de la comedia. Y las que han sido buenas se fueron al piso porque el humor no acepta fórmulas repetidas , dice.

La experiencia de las comedias triunfadoras demostró que su aceptación radicó en recoger hechos cotidianos y encontrarles un humor construido sobre personajes que tenían un contexto, un referente mediante el cual el televidente se pudiera identificar. Nada del chiste flojo en medio de la sala.

Yances, a propósito, suelta la siguiente apreciación: Don chinche, con los libretos de Pepe Sánchez, realizó una mirada social e hizo conocer, o informó, sobre el estrato popular, que nunca había aparecido hasta el momento en la televisión .

Por eso mismo, series extranjeras como Seinfeld o Todo el mundo ama a Raymond, fracasaron en nuestro medio. Cada comedia maneja las claves culturales de su propio pueblo. Estos programas triunfan en su país porque hacen un radiografía de la clase media, que en Estados Unidos es la más popular.

Fabio Rubiano, actor y director, tiene una apreciación distinta: La comedia en Colombia no se puede sostener dentro de sus parámetros habituales porque el país no se sostiene bajo ninguna medida. Cualquier cosa que se enmarque en el absurdo cabe dentro de la realidad .

Crónicas de catre, a partir de hoy, mostrará realidades desde la cama. Allí donde se toman las grandes decisiones del mundo. La comedia colombiana espera la suya.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.