PARALIZADOS PLANES DE VIVIENDA DE LAS CAJAS

PARALIZADOS PLANES DE VIVIENDA DE LAS CAJAS

Las cajas de compensación familiar se vinieron lanza en ristre contra la política de vivienda social aplicada por el ministerio de Desarrollo, por considerar que solo busca favorecer los intereses de los constructores agrupados en Camacol. (VER GRAFICA: LOS VAIVENES DEL DOLAR)

13 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

El cuestionamiento tiene nombres propios: el dimitente ministro de Desarrollo, Fernando Araújo, y el presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Hernando José Gómez.

El motivo: incumplimiento del Gobierno a los compromisos adquiridos con las cajas y que quedaron plasmados los artículos 98 y 102 del Plan Nacional de Desarrollo, según afirmó el presidente de la junta directiva de Asocajas, Nelson Garcés Vernaza.

El Ministro, dijo Garcés Vernaza, siguiendo las orientaciones de Camacol, desconoció los acuerdos con el jefe del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Jaime Ruiz, y expidió en mayo el decreto 824, con el cual paralizó los programas de vivienda social de las cajas.

En este momento solamente Colsubsidio y Cafam tienen paralizada la construcción de 2.500 viviendas de interés social.

El decreto eliminó la autonomía de las cajas de compensación para manejar los recursos de vivienda social, y a esto no le caminamos. Por ello, demandamos ante el Consejo de Estado el decreto 824, pues no podemos permitir que esos dineros, que son para los trabajadores de menores ingresos, pasen a manos de los constructores bajo la forma de financiación de sus proyectos , manifestó el directivo.

Además, advirtió que aplicar ese decreto significaría la ruina de algunas cajas, que no resistirían un cambio sustancial en el tratamiento de los aportes que reciben, ya que estos dependen del movimiento de la industria, el comercio y los servicios de las ciudades donde están localizadas.

Cambio repentino El acuerdo con el DNP consistió en que todas las cajas participarían en el programa de vivienda social al que aportarán 900.000 millones de pesos de los 1,2 billones que el gobierno estableció en el Plan de Desarrollo y que ninguna de estas organizaciones desaparecería. Todas contribuirían, de acuerdo con su capacidad, entre el 5 y el 26 por ciento de los ingresos.

Una de las condiciones del acuerdo, aseguró Garcés, fue mantener la autonomía administrativa y operativa de las cajas y el sistema descentralizado del manejo de los recursos. Esto desapareció con el decreto 824, al crear el régimen unificado subsidios para la VIS manejado por el Inurbe.

Con el fin de desempantanar el proceso, agregó, se acordó con el Gobierno modificar el decreto con un artículo transitorio para que las cajas pudieran culminar proyectos que ya estaban en marcha, lo mismo que desarrollar unos terrenos comprados con el mismo fin.

Después nos enteramos que el artículo llegó a manos del presidente de Camacol, quien le dijo al ministro de Desarrollo que (el artículo) no era conveniente y había que eliminarlo. El doctor Araújo, para darle gusto, lo cambió y en este momento no sabemos qué vamos a hacer con los bancos de tierra .

La política de vivienda social, dijo, no puede diseñarse pensando exclusivamente en los intereses de un gremio. Además, el 824 ha sido un total fracaso, como lo demuestran las cifras de asignación de subsidios del pasado 30 de julio: algo más de 8.000 por 50.000 millones de pesos, cifras insignificantes para la gigantesca demanda potencial de esta ayuda.

Por si fuera poco, el decreto 824 nos obliga a tener muy malos socios, como el Inurbe y otras entidades que están seriamente cuestionadas a las que se les ha comprobado que han sido dolosamente manejadas .

Líos en Eje Cafetero Con el fin de apoyar la recuperación del Eje Cafetero, las cajas de compensación, voluntariamente, ofrecieron un 10 por ciento aproximadamente 40.000 millones de pesos de los aportes que reciben para vivienda.

Ahora resulta, dijo el presidente de la junta directiva de Asocajas, Nelson Garcés, que también se quieren apropiar de esos dineros y manejarlos a través del Forec, del ministerio de Desarrollo y otras entidades.

Nos tienen que derrotar en los tribunales para que dejemos tocar esos recursos de los trabajadores. Como gremio no lo permitiremos , sentenció Garcés.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.