MURIÓ COMPOSITOR VALLENATO

MURIÓ COMPOSITOR VALLENATO

Valledupar Un grande nubarrón se ve en el cielo ya se aproxima una fuerte tormenta.... .

06 de septiembre 1999 , 12:00 a.m.

El autor de la famosa canción La Creciente, grabada por El Binomio de Oro, Hernando Marín Lacouture, murió ayer en un accidente de tránsito.

El compositor falleció a las 8:30 de la mañana, a la altura del cruce El Bongo, jurisdicción de Los Palmitos (Sucre), cuando el taxi que lo movilizaba se salió de la vía.

Marín Lacouture viajaba en compañía de Ena Sara Escobar, quien resultó herida al igual que el conductor del taxi, Lácides Arrieta Morales.

El compositor había nacido el primero de septiembre de 1947 en El Tablazo, de San Juan del Cesar (La Guajira) y se caracterizó por sus canciones protesta como Los Maestros, grabada por los hermanos Zuleta. Según el presidente seccional de Sayco, Alberto Murgas, Marín era un compositor de lucha, de denuncia de lo que consideraba injusto y malo.

Su primer tema grabado fue Vallenato y Guajiro, por el conjunto de Beto Martínez y Miguel Ahumada. Le siguieron sus éxitos Girasol, (Los hermanos Zuleta); Tú, (Los Diablitos); Villanueva mía, (Silvio Brito); Lluvia de verano, Canta conmigo (Diomedes Díaz Juancho Rois); La primera piedra, (Elías Rosado); La bola de candela, (Ivo Luis Díaz), etc.

Fue rey en muchos festivales del sur de La Guajira. En 1992, con la canción Valledupar del alma, ganó el concurso de la Canción Inédita en el Festival Vallenato.

Era padre del médico y compositor Deimer Marín, quien ganó este año con el mejor paseo Homenaje al maestro, en el Festival Vallenato.

Marín también grabó con su propia voz algunas de sus composiciones. Al finalizar la década del 70 grabó el disco La Llave con Alfredo Gutiérrez en el acordeón.

También en los años 90 cantó al lado del acordeonero de San Juan del Cesar Johnny Gámez.

Marín Lacouture dejó grabada una producción musical, que pensaba lanzar próximamente. Las pruebas de este trabajo las tiene el compositor Sergio Moya Molina, a quien le había pedido su opinión.

El compositor además logró suscribir un convenio con las alcaldías de Magangué, Barraca de Loba y Altos del Rosario, en Bolívar, para respaldar su producción musical que se titula Hernando Marín en concierto y por eso andaba por estas tierras y las sucreñas cuando lo sorprendió la muerte.

Ni la política escapó a la suspicacia de Marín: Si te compran el voto, cogé la plata y votá por otro , decía una de sus canciones.

Vivía de parranda en parranda, improvisaba versos y hacía canciones en vivo sobre el tema central de la noche.

Ayer los compositores fueron convocados por el presidente seccional de Sayco y la Fundación del Festival Vallenato, para organizar homenaje póstumo a uno de los grandes valores de la música vallenata.

Chistes, canciones y anécdotas La presidenta de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Consuelo Araújonoguera, resaltó ayer la facilidad de Hernando Marín Lacouture para convertir en poesía, en canción, sus experiencias, las de sus amigos y las de cualquier colombiano.

Pero, además de eso, según Araújonoguera, sus canciones llegaron a penetrar el corazón de las personas porque estaban escritas de tal forma que había cierta identificación con cada una de sus frases.

Para el compositor vallenato Sergio Moya Molina, Marín Lacouture era un hombre sencillo y amable. Siempre se le veía por las calles de Valledupar en su moto de bajo cilindraje con la guitarra a su espalda, señal de que iba a animar una fiesta, componer un nuevo tema o complacer a sus amigos.

Tenía la cualidad de componer una canción en menos de lo que canta un gallo, comentó su compadre Alberto Beto Barros, con quien tuvo una parranda hace una semana en Bogotá.

El historiador y compositor Tomás Darío Gutiérrez sostuvo que Marín era un personaje muy especial en todas las parrandas, donde narraba anécdotas que alegraban a sus amigos.

El experimentado locutor Jaime Pérez Oñate comentó que la partida del compositor se sentirá en las grandes parrandas, donde con su guitarra al pecho, rondaba a cada uno de los invitados entregando sus canciones y rematando con sus acostumbrados chistes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.