UN PINTOR POR NATURALEZA

UN PINTOR POR NATURALEZA

Su mirada se cuela por los poros de las hojas; esculca las células de los helechos, de las acacias, de lo corales negros del arrecife; graba los colores de la vida. Como si fuera dueño del don de inmortalizar las especies de la naturaleza, deja que sus manos y su alma reproduzcan sobre enormes lienzos blancos toda la belleza de Colombia. Alfonso Ariza nació pintor y se hizo ecologista y biólogo a través de sus treinta años de existencia. Es hijo del paisajista Gonzalo Ariza. En su enorme taller del barrio La Candelaria, en el centro de Bogotá, aprendió primero a distinguir el brillo y la fuerza de los colores, el manejo de las imágenes, antes que hablar, a caminar o a controlar las pataletas.

25 de mayo 1991 , 12:00 a.m.

Es hijo, además, de una poetisa. Tal vez por eso, sus cuadros son cálidos poemas a la madre naturaleza , de la cual se siente un hijo digno. Sabe distinguir las especies como quien reconoce viejos amigos.

Cuando apenas cumplía los cinco años, ya sabía manejar los formones, tallar la madera y elaborar xilografías, que luego su padre enmarcaba. A los seis años, hizo su primera exposición y, a los diez, ya tenía cuenta de ahorros. En la sala de su casa, hoy, orgulloso, cuenta esas audacias infantiles, abrazado a su esposa Consuelo y bajo la mirada inquieta de su pequeña hija. En una pared, cuelga el cuadro de un gato, que pintó en aquellos días de niño precoz, cuando estudiaba en el colegio Santiago Pérez.

Con su voz tímida, lenta y portadora de metáforas orientales, Ariza reconoció, una vez más, que es un fanático de la naturaleza, de los colores pasteles, las plantas y los animales, a los cuales pinta, en detalle, con dedicación y con éxtasis, como si estuviera dibujando planos genéticos.

Cada una de sus obras es producto de cinco, seis y hasta ocho meses de trabajo sobre el caballete; e incluso de uno, dos y hasta diez años de cultivar una idea. Porque a él no le interesa la producción en serie ni ser un mercader de su talento.

Pero, ante todo, Ariza es un hombre de sueños, fantasías, pocas palabras y grandes elucubraciones. Sus fantasías se remontan a los días en que, aún de pantalón corto y peinado al estilo Humberto, hacía experimentos con ranas, con la incipiente alquimia que le daban sus pocas expediciones por los libros de química y física.

Además, conoce, como pocos, la geografía nacional. Como biólogo, se formó a través de la experiencia, de las expediciones a los nevados, a la selva, a los caños, ríos y lagunas y, sobre todo, en los asientos de la Universidad de los Andes, en donde se graduó a los 22 años.

Sus maestros han sido Guayasamín, con quien trabajó en su taller de Quito (Ecuador) y Tai Do-Mui, de quien aprendió el manejo de la acuarela japonesa.

Como biólogo y ecólogo, dice que la naturaleza es lo único que le queda al ser humano. La naturaleza es sacra, llega al alma de los hombres. Es la máxima obra de Dios y su conservación, el más enorme de los retos del hombre; por eso, es el tema de mi pintura .

Todo el tiempo vivo pensando que este país es muy bello y con una riqueza genética invaluable. No existe nadie que haya pintado a Colombia en toda su magnitud: el Amazonas, los Llanos Orientales, el Pacífico, las islas. Este país está aún virgen en la imaginación de muchos pintores , dice.

A Ariza le duele la ignorancia y la pobreza cultural de muchos colombianos, la incontenible devastación de nuestra flora como si fuera el enemigo número uno, la extinción de las especies que ni siquiera conocen quienes queman la montaña inerme, la constante improvisación de las políticas ecológicas institucionales. Le duele, tal vez como a ningún otro, ver la triste esterilización de Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.