LICENCIA PARA EXPLORAR SAMORÉ

LICENCIA PARA EXPLORAR SAMORÉ

La estadounidense Occidental Petroleum obtuvo permiso del Gobierno para perforar un pozo de prueba en el bloque petrolero de Samoré, una tierra ubicada en límites de Boyacá, los santanderes y Arauca. Una zona en la que la comunidad indígena U wa se opone a la perforación de la tierra. Según el Ministro de Minas y Energía, Luis Carlos Valenzuela, la noticia es buena porque es indispensable encontrar nuevas reservas petroleras que eviten un mayor declive económico; de hecho, si el país no las encuentra, la producción actual de 850.000 barriles diarios dará autosuficiencia petrolera únicamente hasta el año 2004.

22 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Recientemente, el Gobierno había ampliado el Resguardo Indígena Unido U wa de 61.156 a 220.275 hectáreas, con la esperanza de resolver una larga disputa en la que los indígenas han contado con apoyo de organizaciones internacionales.

Los U wa han recibido más atención que el resto de los colombianos, pero el país es más grande que ellos. Tenemos que pensar en los desempleados y en todas las personas que se afectarían por una caída drástica en el ingreso de divisas , dijo Valenzuela.

El sector petrolero contribuye con el 4,5 por ciento del producto interno bruto (PIB), representa más del 20 por ciento de las exportaciones y cerca del 30 por ciento de las transferencias a las entidades territoriales. Por tanto, tener que importar crudo en estos momentos sería dramático para los colombianos, dijo el funcionario.

Además, según él, la comunidad indígena estuvo de acuerdo con el incremento territorial de su resguardo y el pozo a explorar está un kilómetro por fuera de sus tierras. Más exactamente se piensa perforar en el pozo Gibraltar, en el municipio de Toledo, Norte de Santander.

Occidental tiene un contrato con Ecopetrol, que data de 1992, para realizar exploración y explotación en un área de 209.000 hectáreas. Pero la normatividad colombiana les exige a las multinacionales petroleras una licencia ambiental antes de perforar el primer pozo. Por lo tanto, la Occidental suspendió los trabajos, luego de invertir 12 millones de dólares estudiando dónde sería el mejor sitio para perforar, porque la licencia no le había sido otorgada frente a las protestas y amenazas de suicidio colectivo de la tribu U wa.

Petróleo y medio ambiente En cuanto a la parte ambiental, el geólogo Oscar Vargas que trabajó durante tres años en los pozos de Putumayo, Cusiana, Cupiagua y Buenos Aires opina que el impacto de esta exploración se dará en varios frentes. Por ejemplo, unas cinco hectáreas de terreno sufrirán un cambio de uso del suelo, con los respectivos impactos conexos. Esto sin contar el área ocupada por la infraestructura vial que un proyecto de estas características requiere.

Sin embargo, Vargas considera que el impacto más profundo es el cambio en la dinámica social de la zona, impulsado por nuevas ocupaciones que pueden hacer olvidar las formas tradicionales de producción, y cita como ejemplo a Yopal que hace 20 años era un pueblo completamente diferente al que es hoy .

Según un vocero de la Occidental, para poder adelantar las actividades de perforación exploratoria, que tardarán cerca de año y medio, la compañía presentó un plan de manejo ambiental que cuesta entre dos y tres millones de dólares por año, el cual fue adoptado por el Ministerio del Medio Ambiente.

En caso de incumplimiento en la ejecución de dicho plan, la petrolera deberá pagar una póliza de garantía equivalente al 30 por ciento de ese valor.

Según el ministro del Medio Ambiente, Juan Mayr, esta licencia ambiental es apenas un primer paso, porque si la compañía encuentra petróleo en esta zona deberá solicitar un nuevo permiso para poder explotarlo.

Esta es una decisión muy equilibrada, que cumple con todos los requisitos necesarios para garantizar la preservación del medio ambiente y también para mitigar cualquier impacto social que se vaya a dar en la zona , dijo el ministro.

U wa: Es un sacrilegio Desde que se evidenció la posibilidad de una explotación petrolera en el territorio de la comunidad u wa, la posición de los indígenas fue: No permitiremos la explotación petrolera en territorio sagrado, independientemente de que la perforación se realice fuera del resguardo .

Una afirmación que ayer repitió Evaristo Tegria, miembro de la comunidad y asesor del Cabildo u wa, quien aseguró que para evitar la exploración por parte de la Occidental Petroleum, su comunidad adelantará las acciones legales que sean procedentes dentro del acto administrativo y al amparo de la Constitución Nacional, y convocará acciones populares de apoyo.

Según Tegria, la determinación de Minambiente vulnera el derecho a las costumbres y el derecho propio dentro del cual aparece el petróleo, al ser para nosotros un elemento espiritual que no se puede tocar. Con este tipo de acciones se está adelantando un sacrilegio .

Pero la negativa de los u wa no se sustenta solo en razones espirituales. Nadie puede negar que en el país las zonas de explotación petrolera se transforman en foco de violencia para las regiones donde se ubican , dijo Tegria.

Ante la reciente ampliación territorial de su resguardo y el eventual sentido de negociación que ellos le confieren a ese acto del Ministerio, Tegria dijo que no canjearán por tierras su sentido de respeto incondicional a los derechos humanos y su labor de protección del medio ambiente . Tegria, llegará hoy a Bogotá con otros representantes de la comunidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.