HARRODS LANZARÁ SERVICIO DE COMPRAS EN LÍNEA

HARRODS LANZARÁ SERVICIO DE COMPRAS EN LÍNEA

Harrods, el almacén por departamentos más conocido de Gran Bretaña, lanzará esta semana su servicio de ventas en línea, con la idea de beneficiarse del explosivo crecimiento del comercio electrónico.

08 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Los clientes podrán hacer sus pedidos a través de Internet y el almacén llevará la mercancía a cualquier parte del mundo.

Charles Henry Harrod, el creador de la tienda, nunca se imaginó que su almacén de legumbres, fundado en 1849, enviaría alguna vez caviar Beluga a exclusivos clientes de Buenos Aires o carteras marca Prada a las esposas de los embajadores italianos, que, a lo mejor, nunca han puesto sus pies en el elegante barrio de Knightsbridge, en Londres, donde está localizado Harrods.

Esta institución comercial, que constituye una de las atracciones turísticas de Londres, con un volumen de 35.000 visitantes diarios, debe a sus clientes internacionales el 20 por ciento del total de ventas.

La tienda, de propiedad de Mohamed Fayed, mantiene alianzas estratégicas con almacenes en la zona Asia-Pacífico, pero la oportunidad de vender sus propios productos, al igual que una inmensa gama de artículos exclusivos, sigue siendo limitada.

Harrods espera vender un 15 por ciento de sus ingresos a través de Internet, valiéndose de la reputación mundial de su marca. También confía en obtener negocios exclusivos con proveedores de artículos de lujo como Gucci.

La decisión constituye un reconocimiento final de una de las más tradicionales tiendas del mundo en el. sentido de que los hábitos de compra han cambiado.

El almacén retomó el control de su nombre virtual en 1997, luego de que cuatro personas hubieran registrado harrods.com . Pero en ese momento no quiso ingresar en el mundo del comercio por Internet.

En realidad, las famosas tiendas británicas han hecho poco para acoger los sistemas de las compras virtuales, en comparación con fabricantes de marcas famosas como Gap, que inauguró su página en Internet en 1997.

Fortnum & Mason, la exclusiva tienda de alimentos localizada en el centro de Londres, lanzó su lugar en la red el año pasado para responder a la demanda en la temporada navideña. Pero el servicio sigue restringido, atendiendo únicamente pedidos corporativos. Las tarifas de envíos en el Reino Unido empiezan en ocho dólares y aumentan considerablemente cuando se trata de ventas al exterior.

Fortnum & Mason proyecta extender sus ventas virtuales en la próxima Navidad. Miranda Schofield, la gerente de mercadeo, dice que Internet aumenta el potencial de clientes, y como sólo tenemos una tienda, Internet es la vitrina para mostrarnos en el mundo .

Selfridges, por su parte, ha decidido rediseñar su página luego de un primer intento fallido. Como no permitía ningún tipo de transacción, recibió reseñas negativas. Harvey Nichols aún no tiene presencia en la red.

Los amplios beneficios del comercio electrónico parecen haber borrado los temores de que el valor de la marca se pierde.

Incluso Tiffany, de Nueva York, la primera tienda de joyas del mundo, planea vender una amplia gama de productos en línea, a pesar de que apenas hace un año prometió no caer tan bajo como para vender por Internet.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.