CUANDO EL ENFERMO PIDE MIMOS DE CINCO ESTRELLAS

CUANDO EL ENFERMO PIDE MIMOS DE CINCO ESTRELLAS

Cuando Roy Silverman visita Nueva York, se hospeda en una suite de US$475 la noche, con vista a Central Park. La habitación cuenta con muebles tipo Reina Ana, paneles de caoba y un administrador entrenado en una de las mejores escuelas de hotelería de Estados Unidos. El personal conoce los gustos de Silverman, y llena la heladera con su limonada favorita. Se trata del Ritz? Nada de eso, es un hospital.

08 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Conocen mis costumbres , comenta Silverman, de 42 años, un paciente con cáncer en el Mount Sinai Medical Center. Es como estar en el Ritz-Carlton .

En estos tiempos, estar enfermo no significa que haya que prescindir de ciertos lujos. Como una forma de atraer a potenciales donantes y pacientes que pueden hacer jugosos desembolsos de efectivo, un número cada vez mayor de hospitales están ofreciendo instalaciones suntuosas . Por lo menos 10 centros médicos en EE.UU. han construido pabellones completos que cuentan con chefs, concerjes o productos de belleza en los baños. El Methodist Hospital, en Houston, incluso ofrece un servicio gratuito de limusina desde y hacia el aeropuerto de la ciudad.

Esta tendencia de complacer a la clase más pudiente ha enfurecido a ciertos pacientes que sostienen que los hospitales deberían estar invirtiendo dinero en mejorar los servicios para todos y no sólo para una élite. Pero los hospitales responden que necesitan pacientes que puedan pagar en efectivo, ya que recientemente se han hecho reducciones en los programas de atención médica para ancianos, financiados en gran parte por el gobierno estadounidense.

Además, insisten, los tratamientos médicos no son mejores en los pabellones lujosos que en el resto del hospital. Algunos administradores dicen que intentan agregar servicios de lujo en todas las secciones, consultando a expertos hoteleros y a compañías de servicio de comidas.

En Miami La tendencia está creciendo en América Latina así como en ciudades estadounidenses con una alta población latina, como Miami. A partir de los 70 y, especialmente en los 90, algunos de los centros médicos de mayor prestigio comenzaron a incorporar suites de lujo, en particular en las áreas de maternidad.

Las inversiones parecen estar rindiendo frutos. Una característica constante en lugares como el Baptist Hospital y el Salud Miami, en Miami, la Clínica Avila en Venezuela, el Hospital Sirio Libanés, el Santa Paula en Brasil, y la Clínica Las Condes, en Chile, es que las habitaciones VIP están permanentemente ocupadas.

En Miami y Brasil los pacientes se internan con familiares. En el Sirio Libanés muchos de ellos son italianos y árabes que cuentan con familias numerosas , explica el doctor Raúl Cutait, vicedirector del hospital, quien mantiene fluidos contactos con el New York Memorial Sloan Kettering Cancer Center. Este hospital ha invertido en los últimos años alrededor de US$9 millones en un moderno Centro de Cáncer, con cómodas salas de estar y tecnología de punta. Cutait explica que al personal se le exige un trato amigable con los pacientes. El servicio al enfermo es fundamental , recalca este médico.

Victoria Brewer Anderson, directora ejecutiva de la Alianza Médica de Miami (Salud Miami), un consorcio de nueve instituciones médicas asociadas con hoteles en la región, tiene una visión similar. La competencia es feroz. El servicio al paciente se tiene que dar desde el primer momento en que este toma contacto con la clínica , expresa la ejecutiva, quien tiene una trayectoria en hotelería como directora de Marketing para el Plaza Hotel.

La demanda de habitaciones sigue creciendo. En Salud Miami, el conglomerado que comenzó a funcionar hace un año cuando un conjunto de hospitales de primera línea se dio cuenta de que estaban perdiendo clientela, ya se han registrado 50 ejecutivos que se internan por un día para hacerse un exhaustivo chequeo médico por US$900. Ya cuentan con 100 pedidos más. Los hospitales que conforman el conglomerado ofrecen concerjes que reservan a sus pacientes entradas para el teatro y programan las salidas a los centros comerciales.

Oferta y demanda Cómo justifican los hospitales el gasto en lujos para determinados pacientes mientras millones de personas ni siquiera pueden costear los cuidados médicos básicos? Las personas que quieren mayor comfort y seguridad se irán a otra parte si no se lo ofrecemos , responde John McDaniel, director ejecutivo de MedStar Health. Agrega que los pabellones de lujo proporcionan ingresos adicionales que ayudan a costear los gastos de todo el hospital.

Pero muchas de las facilidades admiten que este tipo de habitaciones les generan pérdidas. En EE.UU., el piso VIP de Mount Sinai es uno de los pocos que reportan ganancias: cerca de US$1 millón al año, comentan los directivos. En cambio, el Memorial Sloan-Kettering dice que calculó en exceso la demanda de habitaciones lujosas y, por lo mismo, ahora ha convertido tres de ellas en habitaciones simples.

De todas maneras, en los establecimientos visitados, ningún antojo es demasiado moderno ni ningún pedido muy extravagante para no ser tomado en serio. Cualquiera que sea el reglamento del hospital, éste no se aplica en estas habitaciones VIP y a estos pacientes. No me gusta decir que no , dice Cristi Lapus Knee, director de las suites de Mt. Sinai. Si usted lo quiere, lo obtiene .

Todas estas facilidades ofrecen menús variados. Marvin Foxwell, quien recientemente pasó 50 días en Johns Hopkins, estuvo bajo una dieta estricta durante la mayor parte de su estadía. Pero su mujer, Patricia, se quedó con él y disfrutó la langosta, la carne Wellington y el filete mignon. Ganó unos kilos y no está muy contenta por esto , comenta Foxwell, un ejecutivo de Carolina del Norte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.