CONSEJOS DE BELLEZA QUE NO FALLAN

CONSEJOS DE BELLEZA QUE NO FALLAN

Qué es un buen truco de belleza? El que el estilista, con sus manos ágiles y profesionales, le hace el día que usted acude a la peluquería a arreglarse para una ocasión especial, o el que usted aprende y se puede hacer a diario o una vez a la semana en la tranquilidad de su hogar?

08 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Los mejores, sin duda, son los segundos, pues no solo no le demandan una inversión económica, sino que se pueden adaptar a su estilo y a las necesidades del momento en que los requiera.

Todo el mundo los conoce, pero casi todos los olvidan o desechan ante la prisa de la rutina diaria y la vida en torno al trabajo, el colegio o la universidad.

Aquí le recordamos algunos de esos buenos consejos para que los ponga en práctica cada vez que pueda.

Cortarse el pelo una vez al mes. Tenga el cabello corto o largo, es la mejor estrategia para devolverle el brillo y el cuerpo y garantizar que siga creciendo sanamente. Eso sí, recurra a un profesional y no caiga en la tentación de cortárselo en casa.

Ponerse un algodón con perfume dentro del brasiere o los pantys. Es la mejor forma de mantener el olor del perfume todo el día y en sitios estratégicos. (NO) Afeitarse con los productos adecuados. Si sufre con la afeitada diaria, intente hacerlo usando cremas adecuadas a su tipo de piel. Otro consejo: aféitese usando bálsamo para el cabello. Su piel quedará más suave que nunca.

Arreglarse la barba y bigote cada 15 días. Si está decidido a dejarse la barba o el bigote, asuma las consecuencias. Córtelas por lo menos cada dos semanas, para no desentonar con el resto de su arreglo personal. (NO) Echarse protector solar todos los días. Así no vaya para la playa ni la piscina, es indispensable para cuidar su piel. Se puede usar con o sin maquillaje y retocar varias veces al día.

Desmaquillarse antes de acostarse. Es el consejo más repetido de todos, pero no sobra la advertencia. Ignorarlo le puede ocasionar un daño irremediable a su piel y su aspecto en general.

Darse un masaje relajante aunque sea una vez al mes. Bien sea que acuda a un experto o que lo haga en casa, comprando los aceites indicados, es uno de los mejores regalos que se puede hacer.

Hacer el amor. Dicen que es el mejor ejercicio, pues buena parte de los músculos del cuerpo entran en movimiento. Además, levanta la autoestima, da felicidad y seguridad en sí mismo.

Jamás comprar tallas grandes. No se trata de que se apriete entre su ropa, pero las tallas grandes son el principal enemigo de la pérdida de peso. Generalmente al sentir la ropa holgada se tiende a llenar el espacio que queda e inmediatamente se sube de peso.

Usar wonderbra. No se prive de ese placer. Si no tiene mucho busto la hará aumentar de talla y si lo tiene caído, se lo levantará y juntará. Escoja el mejor estilo y luzca sus atributos.

Difuminar el maquillaje del cuello. Nada más feo que un maquillaje que se interrumpe abruptamente en el límite entre el rostro y el cuello. A la hora de arreglarse la cara, tómese un momento para difuminar la base y los polvos en el cuello, para que el efecto sea más natural.

Hacerse una mascarilla cada 15 días. La que sea (comprada o hecha en casa) aplíquese una mascarilla en la cara y el cuello, déjela el tiempo requerido y retírela con agua fría. Los resultados se notarán.

Lavarse los dientes tres veces al día. Esta saludable recomendación hará que su boca se mantenga fresca y su aliento sea el ideal. No olvide la seda dental y si está inseguro de su aliento, recurra a enjuagues o mentas.

Tomar de 6 a 8 vasos de agua al día. Además de saludable, es la forma más económica de ganarle la batalla a la sed. Limpia la piel y purifica el organismo. Además, le ayuda a mantener el peso.

Lavar la cara con agua y jabón. Otra tarea diaria que debe hacer, independientemente de si se maquille o no. Al final del día, lave el rostro con agua fría y un poco de jabón, preferiblemente adecuado para su tipo de piel.

Comer poco antes de dormir. No sólo porque es fuente de sobrepeso para muchas personas (pues al acostarse el organismo no tiene tiempo de procesar los alimentos) sino porque al acostarse llenos puede dormir mal o tener malos sueños.

Suavizar codos y rodillas. Por ser de las partes del cuerpo que menos se ven y menos se cuidan, necesitan de un tratamiento especial. Se aconseja aplicar por diez minutos compresas de aceite de oliva tibio y frotar con piedra pómez y agua. Hágalo una vez por semana.

Dormir bien. No importa las horas que tenga por costumbre hacerlo (aunque dicen que ocho horas es lo ideal) sino la calidad del sueño que tenga. De ello dependerá su aspecto a la mañana siguiente.

Ponerse aretes. Es un consejo sencillo, barato y que puede marcar la diferencia entre un rostro inexpresivo y uno que refleje algo más. Así no se maquille ni se arregle el cabello, por lo menos póngase aretes.

Arreglarse las cejas. Las cejas son el marco de los ojos y darles una forma adecuada (además de quitar los pelitos que sobre o estén en desorden) harán mucho por la expresión de su rostro.

Eliminar los párpados hinchados. Uno de los principales enemigos de la belleza de su cara son los párpados hinchados. Dos consejos para eliminarlos: hierva un puñado de perejil en agua, cuélelo y lávese con cuidado el área de los ojos. Aplíquese compresas de té caliente sobre los párpados.

Reírse mucho. Así ejercita de forma pareja los músculos del rostro y además mantiene una actitud positiva ante la vida que es lo que, en últimas, más se refleja a la hora de determinar la belleza de alguien.

Utilizar los implementos indicados para su arreglo. Si se va a pintar los labios, use un pincel para labial; si va a retocar las cejas, hágalo con un pincel para cejas y así sucesivamente. Los resultados se notarán.

Comer saludablemente. Sin exagerar, procure incluir en su dieta diaria una fruta y una verdura, que le ayudarán a conservar su organismo saludable.

Dejar descansar la piel del maquillaje diario. La mejor ocasión es el fin de semana o las vacaciones. No es que no se haga nada en la cara, pero por lo menos puede eliminar la base o los polvos durante esos días.

Salir a caminar. Son muchos los beneficios de una buena caminata los fines de semana: respirar aire puro, hacer ejercicio, estar en contacto con la naturaleza, relajarse, etc. Así, cualquiera se ve más bello.

Polvos antes del labial. El mejor consejo para que el labial no se corra ni se le acabe al primer tinto que se toma, es aplicar polvo compacto sobre los labios antes de pintárselos. Pero ojo, lo mejor para tener labios bonitos es cuidarlos y mantenerlos bien humectados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.