ECUADOR, MÁS CERCA DEL CESE DE PAGOS

ECUADOR, MÁS CERCA DEL CESE DE PAGOS

Las perspectivas de las medidas que Ecuador toma apresuradamente para evitar convertirse en el primer país que se declara en mora de los llamados bonos Brady son bastante sombrías. (VER GRAFICA: CUENTAS ABULTADAS)

09 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Economistas y analistas, e inclusive un ex funcionario del Banco Central de Ecuador, dudan de que el país pueda efectuar el pago de US$96 millones que debe hacer por concepto de los bonos para el 28 de septiembre próximo.

Los bonos Brady fueron emitidos a principio de los 90 siguiendo las pautas del entonces secretario del Tesoro estadounidense, Nicholas Brady. Aunque la deuda externa pública de Ecuador, de US$13.000 millones, es pequeña en comparación con los más de US$70.000 millones que Brasil debe, si Ecuador se declara en mora de los bonos, el costo de obtener un préstamo podría subir para todas las naciones en desarrollo.

El presidente ecuatoriano Jamil Mahuad aplazó el pago el mes pasado por 30 días y dijo que el gobierno usaría ese tiempo para idear un sistema de canje para los US$6.000 millones en bonos Brady de la nación, a fin de evitar una mora. Los bonos representan casi la mitad de la carga de deuda externa pública de Ecuador. La ministro de Hacienda en aquel momento, Ana Lucía Armijos, dijo que el país planeaba promover el canje entre los inversionistas internacionales dentro de este mes, y lanzar la operación en la primera mitad de octubre.

Mahuad nombró ayer al economista Alfredo Arizaga para reemplazar a Armijos, que renunció a fines del mes pasado. Arizaga ayudó a negociar una anterior reestructuración de deuda externa en 1994.

Pero va a ser casi imposible para el país cumplir con esta ambicioso itinerario, a menos que el Congreso ecuatoriano apruebe un paquete de reformas tributarias, el presupuesto del próximo año, así como otras medidas fiscales que el Fondo Monetario Internacional (FMI) exige a cambio de US$400 millones en préstamos. Ecuador podría recibir otros US$800 millones del Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y otros prestamistas si cumple los requisitos del FMI. Según los analistas, es poco probable que muchos inversionistas acepten un canje de bonos sin algún avance en las reformas. Pero un importante líder de la oposición en el Congreso prometió el lunes rechazar las medidas. Es más, el Congreso ecuatoriano parece no tener prisa alguna para debatir las propuestas.

Dudo mucho que aun si el Congreso vota mañana con entusiasmo por el nuevo presupuesto y las reformas tributarias, y el ministro se subiera inmediatamente a un avión para hablar con los acreedores en EE.UU., que el país pueda evitar la moratoria , dice Arturo Porzecanksi, principal economista para Latinoamérica de ING Baring.

Sencillamente se van a declarar en mora , insiste José Barrionuevo, director de estrategias de mercados globales de deuda soberana en Lehman Brothers Inc.

Las cifras muestran un panorama ominoso, según James Barrineau, analista de bonos de mercados emergentes en Alliance Capital Management, filial de Axa Financial Services. Ecuador encara una carga de US$2.300 millones en pagos de deuda externa e interna el próximo año.

Se estima que el gobierno ecuatoriano tiene sólo US$1.700 millones en reservas de divisa extranjera y encara una contracción económica el próximo año, agrega. Barrineau espera que el Congreso presione al gobierno para que sirva una pesada carga de deuda con prestamistas nacionales, tales como bancos locales, antes de empezar a tratar con los prestamistas extranjeros.

Si la política no les permite reestructurar su economía, y la política no les permite renegar de la deuda local, lo único que les queda es dar la espalda a su deuda externa , dice Barrineau.

No parece haber coherencia alguna , afirma Patrick Barrera, ex director del Banco Central de Ecuador. No sonamos convincentes como país , agrega. Hace falta que el Congreso y el pueblo respalden los esfuerzos de reforma , explica, y en este momento, no lo están haciendo .

Cuando Ecuador logre al fin reestructurar su deuda externa, es probable que se pida a los inversionistas que acepten descuentos en el valor nominal de sus bonos más grandes de los que la mayoría espera ahora, afirma Barrineau, de Alliance. Creo que toda reestructuración implicará un corte más a fondo de que lo que cree la gente , dice.

Algunos operadores de bonos creen que Ecuador pedirá un 60% de descuento para ciertos bonos Brady por un precio de 40 centavos por cada dólar de su valor nominal. Con estos bonos ahora operando a 20 centavos el dólar, un descuento tal ofrecerá ganacias substanciales. Pero, si Ecuador viene con un plan de servicio a la deuda externa, el país puede pedir un 80% de descuento para toda su deuda externa, no sólo los bonos Brady, comenta Barrionuevo de Lehman.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.