NO HAY BOLETAS

NO HAY BOLETAS

No hay boletas , es la frase que se recoge en los expendios oficiales y en la sede urbana Alex Gorayeb del Deportivo Cali, ubicada en la Avenida Vásquez Cobo, de esta ciudad que se alista para lo que será su sexta final de la Copa Toyota Libertadores.

01 de junio 1999 , 12:00 a.m.

El Cali, por segunda ocasión, llega a esta instancia después de 21 años, mientras América estuvo en 1985-86-87 y 96.

En las calles, en los bares, en los buses o en los taxis, el tema en las últimas y en las próximas horas será el enfrentamiento inédito entre Cali y Palmeiras. Sólo hay que recorrer cada lugar de esta ciudad y sus alrededores para entender esa fiebre verde que se apoderó de sus habitantes.

Si alguien se detiene a escuchar la conversación de un grupo de muchachos, en Siloé, uno de los barrios más rumberos que está en la ladera, entenderá lo que significan estos primeros 90 minutos.

La cosa, hermano, está en la actitud de los muchachos de Cheché . Si ellos juegan serio, seguro que vamos a celebrar después de que se cumpla el tiempo reglamentario de juego , es una de las frases que más repiten y luego agregan: El Cali, de local, demostró que sabe aprovechar esa circunstancia .

En otros sectores, como La Base, de donde salieron futbolistas para el profesionalismo como Diego Edison Umaña, Mario Sanclemente o Jairo Arboleda, algunas calles aparecen adornadas con banderas verdiblancas.

En La Plaza de Caicedo, los emboladores y sus clientes, personas con más de 50 años, discuten porque se les olvidó algún dato histórico con respecto a las finales que se han disputado en el Pascual Guerrero.

El Cali en 1978 igualó 1-1 con Boca Juniors , dijo un embellecedor de calzado, mientras que su cliente lo corrigió: Ese empate fue en la semifinal de 1977. En el 78, Cali y Boca quedaron 0-0 .

Y en medio de ese alegato, los transeúntes se unen a la charla. La fiebre verde llega hasta los bares en donde algunos recuerdan que Palmeiras jugó dos finales de Copa y las perdió en 1961 con Peñarol (1-0 y 1-1), y en el 68 con Estudiantes (2-1, 1-3 y 2-0). Y así como conocen al Cali, se atreven a recordar aquellos equipos que tuvo el Palmeiras y hasta apuestan el pago de las cervezas.

El Palmeiras del 61 tenía a Waldir; Djalma Santos (Selección Brasil del 58 y 62), Waldemar, Aldemar, Zequinha; Geraldo Da Silva, Julihno Botelho, Romeiro (jugó en Junior, Millonarios y Cali), Geraldo Scotto, Chilesinho y Gildo , dijo uno de los contertulios.

Otro, mientras observaba las piernas bien contorneadas de una de las muchachas que trajo a la mesa el pedido de una botella de aguardiente, tampoco se quedó atrás y expresó: Mirá, si el Cali quiere ser campeón, debe ganar por amplio margen para viajar con tranquilidad a Sao Paulo. El Palmeiras del 68 jugaba, comúnmente, con Valdir Pérez (arquero de la selección Brasil en el 82); Valdochi, Osmar, Escalera, Dudú, Ferrari, Suingue, Topacinho, Servilio, Ademir Da Guía, Rinaldo .

Así transcurren las horas en esta ciudad que espera su sexta final de Copa. Pocos hablan de otro tema que no sea del partido que jugarán, mañana, Deportivo Cali y Palmeiras, que llegará a Cali en la tarde; mientras los más optimistas se acercan a los expendios oficiales y reciben como respuesta: Entiendan, no hay boletas .

FOTO: GIGANTESCAS COLAS en los expendios de boletería en Cali para el partido de mañana. Los billetes ya están agotados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.