WALL STREET TRASTORNA EL ORÁCULO DE LOS ECONOMISTAS

WALL STREET TRASTORNA EL ORÁCULO DE LOS ECONOMISTAS

El mercado alcista de Wall Street ha echado por tierra los refinados modelos que utilizan los economistas para proyectar el crecimiento. (VER GRAFICA: PODER ADQUISITIVO).

18 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Con su reputación hecha añicos luego de subestimar el actual auge durante años, los economistas intentan ahora reivindicarse. Pero para hacerlo, tendrán que predecir acertadamente la próxima movida del mercado bursátil, algo que con un mercado que cambia de semana en semana, es considerablemente más difícil que pronosticar el crecimiento económico.

A medida que los estadounidenses compran más acciones, y el valor de éstas continúa subiendo, aumentando la riqueza de las personas a niveles sin precedentes, algunos economistas dicen que el mercado bursátil se ha transformado en un factor cada vez más determinante a la hora de proyectar el crecimiento económico.

El alza de las acciones ha hecho de la bolsa algo así como un enorme gorila, al que hay que tomar en cuenta , dice Joel Prakken, analista económico que después de pasar años sin apenas tomar en consideración la bolsa, ha empezado a incluirla en sus análisis macroeconómicos y en los informes a sus clientes. Prakken pronostica que las bolsas pasarán por una leve corrección, aplacando el ansia de gastos de los inversionistas.

El economista en jefe del Conference Board, Gail Foster, que dice no creer necesariamente en el criterio de que la bolsa puede impulsar a la economía, ha empezado a seguir el mercado: Me inclino a poner atención al mercado porque mucha gente me está preguntando si la bolsa está en riesgo , dice la macroeconomista del grupo investigativo que normalmente estudia el ambiente de negocios, y no precisamente la bolsa.

Hasta Paul Samuelson, economista y Premio Nobel que escribió un importante libro de texto universitario donde compara las actuales valoraciones bursátiles con la nieve que se acumula en los Alpes antes de una avalancha, dice hoy que los economistas deben prestar atención al mercado.

Por supuesto, los economistas no sólo se dieron cuenta del auge del mercado bursátil. Y la idea de que la riqueza recién amasada estimula el gasto y da así un impulso más fuerte a la economía no es nueva tampoco, aunque todavía se dabate cómo es que esto funciona exactamente. Durante varias décadas, la mayoría de los economistas han aceptado el criterio de que cuando los consumidores ven crecer su patrimonio familiar crecer mediante el aumento del valor de sus acciones o propiedades inmuebles, tienden a gastar entre el 2% y el 4% de esas nuevas riquezas al año siguiente. Los economistas llaman a esto el efecto riqueza .

La mayoría de los analistas que buscan pronosticar el rumbo de la economía ya concibieron una fórmula que toma en cuenta el efecto riqueza. Los economistas, entre ellos algunos funcionarios de la Reserva Federal de EE.UU., han debatido mucho si se ha subestimado el efecto riqueza, es decir, si los consumidores gastan ahora algo más que algunos centavos por cada dólar que ganan en el mercado bursátil.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.