Secciones
Síguenos en:
FARFÁN: VUELO CANCELADO

FARFÁN: VUELO CANCELADO

Hace tiempo los tulueños no caminan desde el Lago de Chillicotte hasta el aeropuerto de Farfán, a ver volar aviones. Menos se arriman por allí desde octubre pasado cuando la Fuerza Aérea Colombiana (Fac) y la Oficina Antidrogas de Estados Unidos (Dea) obligaron el aterrizaje de un avión cargado de 700 kilos de pasta de coca. Unos días antes otra aeronave que transportaba dólares aterrizó unos minutos en el aeropuerto, y continuó vuelo hasta El Dorado, donde fue abandonada. Es mejor no ir por esos lados , es el comentario de un veterano que vio nacer el aeropuerto en 1947.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

Ahora en el Farfán dos perros pastor alemán reciben a quien cruza la portada. En medio de los ladridos aparecen seis agentes de la Policía Antinarcóticos, de sombrero alado y armas automáticas.

Un grupo de vacas, a veces hace el mantenimiento , pero el monte gana espacio alrededor de la pista. En el 92 la administración municipal anterior adelantó una limpieza general, la nivelación y la recompactación de terreno con un aporte de 38 millones de pesos.

Se esperaba que a fines de ese año estuviera lista la capa asfáltica mediante una inversión de 150 millones. La idea era conformar una Sociedad de Economía Mixta. Pero al cambio de gobierno el proyecto perdió vuelo.

Hace unas semanas el alcalde Gustavo Alvarez Gardeázabal, dijo que la instalación quedaría por ahora a disposición de la Policía para operaciones e instrucción.

Esa declaración generó críticas de sectores políticos y cívicos. Para la administración Alvarez hay otras prioridades. El ingeniero Jorge Enrique Tigreros, jefe de Planeación de Tuluá, dijo que el actual plan de desarrollo se dirige a mejorar la infraestructura vial, para que a la ciudad no le ocurra el atraso que se vive en Cali.

Los cinco mil millones de presupuesto no alcanzan para cubrir el rescate de una obra localizada en un área sin viabilidad de servicios en el occidente del municipio. La urbe crece para otros lados que representaría menos costos. Del rescate del aeropuerto se volverá a hablar como ha ocurrido durante los últimos años, como bandera de alguna campaña en busca de cargos públicos.

Sin iniciativas El último vuelo que salió de Farfán hacia Bogotá llevaba seis ocupantes, incluídos los dos pilotos. A su regreso solo traía el correo. Eso fue a fines de 1984.

Desde entonces se cerraron las actividades comerciales. Solo opera la empresa de fumigación Aero Servicios Agrícolas (Asa), que usa 800 de los 1.500 metros de pista.

Mientras tanto, Libardo Gallego, desde hace 32 años y José Hugo Pinzón, hace 18, acuden a una caseta de la Aeronáutica Civil. Su misión es tener en operación el Vor, una máquina guía para los aviones.

Durante estos años de cierre han llegado tres o cuatro veces los empleados del municipio a mejorar la pista. Pero el afán dura solo semanas. En la mira no queda ni una esperanza de volver a ver a Farfán en operación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.