Secciones
Síguenos en:
XENOFOBIA ATACA A VENEZUELA

XENOFOBIA ATACA A VENEZUELA

Hasta hace unas dos semanas, Humberto Castillo, un caleño de 38 años que llegó a Caracas hace cuatro años, trabajaba como albañil en una constructora. No le pagaban mucho, pero por lo menos le alcanzaba para comer y pagar el cuarto que comparte con su mujer Mery y sus dos pequeños Rafael, de 7 años y Sandra de 5.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de junio 1999 , 12:00 a. m.

Poco le importaban los insultos de sus compañeros que en más de una ocasión le espetaban: Colombiano de m...lárguese pa la guerrilla y no le robe el trabajo a un venezolano . Eso no le hacía mella en su ánimo, hasta que una mañana recibió la noticia de que había sido despedido de su trabajo.

Cuando pidió explicación, el caporal apenas le dijo: es que usted es colombiano y afuera hay muchos de los nuestros que quieren su puesto .

El caso de Humberto se repite por estos días en Venezuela, país de 23 millones de habitantes, donde al menos el 20 por ciento de la población es extranjera y 8,6 por ciento es colombiana. Pese a ser un país de inmigrantes, la crisis económica está haciendo que brote un mal poco conocido en sus latitudes: la xenofobia, que no sólo se enfila hacia los colombianos sino que también toca a antillanos, ecuatorianos o bolivianos, que están en la mira de esos venezolanos que los ven como los culpables de sus problemas sociales y económicos.

De hecho la recesión se ha hecho sentir con más fuerza en el desempleo, que alcanzó a 16,5 por ciento en abril, según cifras oficiales, pero que se espera, pise el 20 por ciento para el cierre de junio. Por qué los extranjeros van a tener más privilegios que yo que soy venezolano? , balbucea Omar Rodríguez, quien confiesa que si fuera por él todos los colombianos, dominicanos y haitianos estaría ya expulsados de Venezuela .

Superviencia Los analistas coinciden en que el fenómeno que ha comenzado a sentirse en Venezuela responde a un instinto de supervivencia , en momentos en que las oportunidades se están reduciendo para los venezolanos.

Según Francisco Nieto, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Central de Venezuela y ex director de la Dirección Nacional de Identificación y Extranjería, (el equivalente a la colombiana Registraduría Nacional) en la medida en que la crisis económica se acrecienta se tiende a endosar los propios problemas a factores exógenos .

Eso explica las expresiones que se están repitiendo en forma de titulares de prensa en algunos diarios caraqueños por estos días: Los inmigrantes nos quitan el trabajo , Los invasores de terrenos son indocumentados , Parturientas extranjeras copan la maternidad , La mano de obra foránea aumenta el desempleo .

Luisa Quiñones una bogotana de 32 años que fue a dar a luz en la Maternidad Concepción Palacios de Caracas, un hospital público que atiende a mujeres de bajos recursos económicos, tuvo que soportar además de sus dolores de parto, los insultos de otra parturienta que le gritaba: Vaya a parir a su país, nos está robando lo que nos pertenece . Las enfermeras fueron se apiadaron de Luisa, que en medio de sus dolencias no entendía lo que estaba pasando, y la ubicaron en una cama lejos de su agresora.

Luis Molina, sociólogo que trabaja con comunidades pobres de Caracas, sostiene que la xenofobia se siente cuando cualquier venezolana va a un hospital del estado y encuentra que no puede dar a luz porque no hay camas disponibles y tiene que esperar sentada mientras una colombiana o una haitiana es dada de alta. El problema no es ni de la colombiana ni de la haitiana, pero la venezolana las ve como usurpadoras .

Ley de migración Para el ex ministro de Fronteras Pompeyo Márquez, la situación apunta a la urgente aprobación de una ley nacional de migración y a la actualización de los tratados fronterizos que están vigentes, como son el Estatuto Fronterizo Colombo-Venezolano de 1942 y el Tratado de Tonchalá de 1959.

El ex titular de Justicia Hilarión Cardozo, quien presidió en 1996 la subcomisión encargada de redactar el proyecto de Ley Orgánica de Inmigración y Regulación de Extranjeros, explica que las migraciones obedecen a un tema de soberanía nacional, pero en el caso venezolano trascendió a un tema de negociación internacional cuando, en 1990, en el acta de San Pedro Alejandrino, los gobiernos de Colombia y Venezuela las incluyeron como una de las cuestiones pendientes .

No obstante, prosigue Cardozo, para negociar hay que estar primero claros en el plano interno. Colombia lo hizo al redactar un Estatuto de Migraciones, pero Venezuela todavía no se pone de acuerdo en reestructurar la DEX y acabar con la vulnerabilidad jurídica en esta materia . Cardozo es partidario de crear un Servicio Nacional de Inmigración, similar al de los Estados Unidos.

Mientras una o otra cosa se da, Humberto y Luisa no creen que estén robando o usurpando derechos ajenos. Sólo quieren estar tranquilos en la tierra en la que decidieron vivir.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.