JAPÓN ANUNCIA QUE BRIRÁ SUS MERCADOS

JAPÓN ANUNCIA QUE BRIRÁ SUS MERCADOS

Japón anunció ayer un paquete de medidas económicas, que incluyen la apertura de su mercado interno y la reducción de impuestos para favorecer la demanda interna y, de paso, bajar la tensión en su enfrentamiento comercial con Estados Unidos. El programa voluntario de comercio, aprobado ayer, incluye reducciones impositivas y otras medidas macroeconómicas para impulsar la demanda interna, acciones para impulsar la apertura del mercado interno en cuatro sectores, y propuestas voluntarias en tres áreas prioritarias de las conversaciones con Washington.

30 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Con las medidas aprobadas por una reunión de gabinete presidida por el primer ministro Morihiro Hosokawa, Japón espera ahora que Estados Unidos anuncie su disposición a retomar los acuerdos comerciales con Tokio, interrumpidas en febrero pasado.

Entre las medidas macroeconómicas no se incluyen nuevas propuestas, sino promesas de que a fines de junio Japón presentará un estudio concreto sobre su reforma impositiva, incluyendo las desgravaciones permanentes.

Además, el gobierno japonés se compromete también a ampliar su programa de obras públicas para el período 1991-2000, actualmente de 430.000 millones de yenes, unos 4.950 millones de dólares.

El paquete, que no incluye nuevas acciones fiscales, se basa en cuatro ítem para impulsar la apertura del mercado: desregulación, competencia, importaciones e inversiones, y gestión estatal.

Las medidas desregulatorias incluyen la abolición de regulaciones que bloquean directamente el acceso de firmas extranjeras, coordinación internacional de licencias y sistemas de inspección y procedimientos de aplicación más simples.

La desregulación apunta a cuatro áreas: construcción, información y comunicaciones, distribución y servicios financieros y seguros.

Entre las medidas para fortalecer la competencia, Japón preparará una ley antimonopolio, editará una guía para prevenir manipulación en las licitaciones y realizará investigaciones sobre prácticas comerciales y diferencias de precios entre Japón y otras naciones.

Las medidas del sector importaciones e inversiones incluyen seminarios, ferias comerciales y otras oportunidades para intercambiar información, planes de acción para el año fiscal 1994 para ofrecer incentivos fiscales, financieros y de otros tipos, y un papel más activo de la contraloría comercial.

En el campo de la gestión del Estado, el plan prevé la implementación, a corto plazo, del programa de acción anunciado en febrero para mejorar la transparencia y la competencia en las licitaciones estatales.

Finalmente, las propuestas para las tres áreas prioritarias de las conversaciones comerciales con Estados Unidos incluyen acciones voluntarias para facilitar el acceso extranjero a esas áreas: automóviles y autopartes, seguros y gestión del gobierno y equipamiento médico y de telecomunicaciones.

El paquete no ofrece ninguna reducción del superávit comercial de Japón con Estados Unidos, ni objetivos específicos de apertura del mercado.

Sin embargo, la propuesta sostiene que cálculos económicos japoneses prevén que la relación del superávit comercial pasará del 3,2 por ciento del producto bruto doméstico de 1992, a un 3,1 por ciento en 1993 y a un 2,8 por ciento en 1994.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.