OLGA SAMPER SE RETIRA DE ASUNTOS CULTURALES

OLGA SAMPER SE RETIRA DE ASUNTOS CULTURALES

Más allá de las visitas presidenciales y los tratados internacionales, es la cultura la verdadera embajadora de un país. Es más fácil para un extranjero recordar que García Márquez es colombiano que acertar con el nombre del presidente de nuestro país.

17 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

La cultura por eso, en casi todos los países del primer mundo, viaja con sus cancilleres y presidentes. Hace unos 3 años, cuando María Emma Mejía era la ministra de Relaciones Exteriores, se creó la dirección de asuntos culturales. El objetivo era tener una división que tuviera el rango para negociar pactos y convenios culturales multilaterales.

Su primera directora fue Olga Samper, quien se retira esta semana de su cargo y será reemplazada por el curador y crítico de arte Eduardo Serrano.

Entre los logros más importantes de la dirección se encuentran los acuerdos con Rusia para poder traer a Colombia la exposición de los maestros rusos en la biblioteca Luis Angel Arango. También estuvo el establecimiento de una comisión mixta educativa y cultural con México, mediante la cual se logró el desplazamiento de La orestiada al Festival Cervantino.

Samper tuvo la misión de organizar y definir las metas de esta oficina. Lo primero que hicimos fue dotar de herramientas y presupuesto a la dirección . Apelando un poco a la malicia indígena y también a su capacidad de gestión cultural, Samper logró que los burócratas aprobaran un mayor presupuesto para su oficina y lo que le faltaba lo consiguió gracias al apoyo de la industria privada.

Desde su posición en la cancillería, la funcionaria pudo establecer excelentes relaciones con diferentes entidades y fundaciones culturales del mundo entero, entre ellas el famoso Instituto Smithsonian y la Asociación de Museos de Francia. En el Smithsonian se presentó un festival de cine con películas basadas en la literatura de García Márquez. Además, lograron rescatar una cinta que filmaron hace más de 30 años Gabor y Alvaro Cepeda Samudio.

Samper y su equipo crearon un pequeño portafolio de exposiciones y publicaciones, que sin ahorrar costos en la calidad se pueden movilizar sin grandes erogaciones económicas. Estas exposiciones acompañan casi siempre al presidente en sus visitas al exterior. La oficina funcionó como un complemento para el exterior del ministerio de Cultura.

La habilidad de Samper permitió que sobreviviera a dos administraciones que resultaron casi irreconciliables. Dos años estuvo en el gobierno anterior y uno con el actual. Sin embargo, como suele suceder, ella decidió abrirle nuevas perspectivas a su vida y decidió retirarse de su cargo.

LEYENDA: OLGA SAMPER deja su cargo en la Cancillería después de 3 años de labor cultural.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.