Secciones
Síguenos en:
SOLO PARA GENTE SIN FUERZA DE VOLUNTAD

SOLO PARA GENTE SIN FUERZA DE VOLUNTAD

Fumando espero la muerte que yo quiero... : cáncer de garganta, boca, esófago, pulmón y accidentes cerebrovasculares. A pesar de esta melodiosa sentencia de muerte, muchos aún sostienen que fumar es un placer inevitable . Por eso, los expertos coinciden en que solo el deseo verdadero de dejar de fumar y una firme voluntad son los factores claves para alcanzar el éxito. Pero para quienes no los tienen en suficientes dosis se ha generado todo un mercado a su alrededor para, con diferentes grados de éxito, ayudarlos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

En el país hay diferentes clínicas dirigidas a quienes no desean fumar más. Igualmente, hay métodos complementarios como parches para colocar en la piel que liberan nicotina las 24 horas del día, chicles, casetes con mensajes subliminales y otras terapias.

Los programas de las clínicas de tabaquismo están diseñados para personas que han tratado de dejar de fumar y no han podido , dice Horacio Giraldo, neumólogo, director del Programa Ayre (Ayudas Respiratorias) de la Clínica Shaio.

Por qué dejar el cigarrillo? Simplemente porque cuando se encienden liberan más de cuatro mil sustancias químicas, algunas volátiles, otras en partículas sólidas. Las sólidas conforman lo que se conoce como el alquitrán y allí se encuentran las sustancias más cancerígenas.

El cigarrillo además contiene nicotina, una sustancia muy adictiva; monóxido de carbono, que produce daños a nivel cardiovascular, y muchas otras que generan graves problemas de salud , dice Margarita Ronderos, del Instituto Nacional de Cancerología.

Fuerza de voluntad La adicción al cigarrillo comienza en la adolescencia, por imitación de los mayores. Influye también la presión del grupo, el deseo de sentirse independiente y el poder de la nicotina. Según indicó Giraldo, para dejarlo se enseñan técnicas especiales en cursos, cada uno de tres semanas .

En la primera semana se averigua de qué tipo de fumador se trata, con test sicológicos, radiografías del tórax, pruebas de la función pulmonar y una evaluación nutricional. En esta etapa, la persona mantiene su hábito.

Una segunda semana incluye cambios en los hábitos, con registro de factores que llevan a fumar y estrategias como las de cambiar de marca o no terminar completamente cada cigarro.

La tercera semana es la de la desintoxicación total. Disminución progresiva de la cantidad de cigarrillos hasta la abstinencia total.

Todo este proceso se acompaña de ejercicios, terapias, técnicas de relajación, conferencias y videos sobre los efectos del cigarrillo y la nicotina, al igual que sobre los beneficios de dejar de fumar.

En este momento crucial se recomiendan refuerzos como chicles o parches. A veces se requiere ayuda sicológica extra , precisó Giraldo, según la experiencia de ocho años de la Clínica Shaio, con un 62 por ciento de éxito.

En general, existen numerosas instituciones para dejar de fumar y en los hospitales y clínicas, programas específicos para alcanzar estos objetivos, en su mayoría con técnicas similares probadas en Estados Unidos; algunas son complementadas con hipnotismo y acupuntura.

La idea es ayudar al paciente para que se olvide de intentos fallidos y realice uno definitivo, y para que no deje que el dolor de cabeza, el mareo, el malestar general, la ansiedad, la irritabilidad, el estreñimiento, la sudoración y todos esos síntomas del síndrome de abstinencia lo hagan desistir y encender de nuevo un cigarrillo.

Dulces ayudas Es precisamente el síndrome de abstinencia el que mata a los adictos. Por eso se han diseñado nuevas ayudas.

Se busca utilizar el mismo fármaco que ocasiona la adicción para acabar con esta. En el caso del tabaquismo, se han elaborado chicles y parches que contienen nicotina, pero se da por vías distintas a la inhalada , explica Armando Díaz-Granados, médico internista, gastroenterólogo, director científico de Laboratorios Legrand.

Al masticar los chicles se libera una pequeña cantidad de nicotina, suficiente para satisfacer al usuario, pero sin las reacciones adversas y el daño que ocasionan los otros compuestos que tiene el tabaco. Ya salieron en Colombia con sabor a menta. El producto, traído desde hace cuatro años de Suecia, lo puede utilizar cualquier persona, excepto en casos de infarto y embarazo o por problemas en la dentadura.

Otra alternativa son los denominados parches, que algunos fabricantes están introduciendo en el mercado colombiano. Este es un adhesivo que libera nicotina a través de la piel hacia la circulación. Hay en varios tamaños con diferentes miligramos de nicotina y sirve como una fuente temporal para dejar de fumar , dijo María Cristina Eslava, de Ciba Geigy.

En general, no se recomienda en casos de alergia a la nicotina, esparadrapo o algún parche; afecciones cutáneas, accidentes cerebro-vasculares, hipertensión, úlcera péptica, hipertiroidismo, diabetes, enfermedad renal o hepática, fumador ocasional, embarazo y lactancia. Tampoco se aconseja fumar mientras se utiliza el parche. Además, debe usarse bajo dirección médica.

Por último, para los amantes de la música y de los temas del subconsciente, existen en el mercado casetes que ayudan a dejar la adicción al cigarrillo. Los mensajes llegan al subconsciente en dos formas: el hipnotismo y la persuasión subliminal, que permite cambiar las actitudes negativas y darle un empujoncito a la voluntad en este intento de decirle adiós al cigarrillo.

Los parches están out Los parches de nicotina, presentados como arma revolucionaria en la guerra contra el tabaco y una panacea para quienes querían dejar el hábito, no han cumplido las expectativas y sus ventas han registrado un fuerte descenso en Estados Unidos, informó la revista Business Week.

Es muy cuestionable la eficacia de los parches muy caros que se pegan en la piel supuestamente para calmar los síntomas de carencia de nicotina, además de existir una creciente preocupación sobre los posibles efectos secundarios de este remedio , dice la revista.

En un año se ha pasado de tres millones de recetas de parches de nicotina trimestrales a solo un millón, con lo cual se han esfumado las predicciones de los cuatro principales fabricantes de este producto, que preveían unas ventas anuales superiores a los mil millones de dólares.

El fracaso de este producto se debe principalmente a su alto precio: el tratamiento de seis a veinte semanas cuesta entre 168 y 660 dólares, y su eficacia es muy dudosa ya que, según Business Week, tan solo un 22 por ciento de los usuarios dejaron de fumar durante más de seis meses.

Los ataques al corazón sufridos por varios usuarios de parches del estado de Massachusetts han sido otra de las causas del hundimiento del producto, aunque finalmente se ha desmentido la relación de las crisis cardiacas con el producto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.