MUJERES DE TIERRABOMBA SE REBELAN

MUJERES DE TIERRABOMBA SE REBELAN

Las mujeres de Tierrabomba, corregimiento de Cartagena, se rebelaron. Cansadas de la indiferencia con que sus maridos han asumido el conflicto que afrontan con la administración distrital, la Armada Nacional y particulares, por la tenencia de tierras en la isla, decidieron alzar la voz.

31 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Ellas no quieren que se repita la historia de sus abuelos y bisabuelos, que fueron desalojados de Bocagrande por los blancos . Ahora, dicen ellas, no somos unos negros ignorantes .

Ayer, en una toma pacífica a las instalaciones de EL TIEMPO, en Cartagena, unas 30 mujeres aseguraron que tanto el alcalde Nicolás Curi Vergara, como el Concejo tienen la obligación de escuchar sus planteamientos.

Nosotras decidimos averiguar qué va a pasar con nosotras porque los hombres del pueblo son unos flojos y no les importa defender su propiedad , dijeron.

De igual forma, se quejaron porque los miembros de las Juntas Administradoras Locales de Tierrabomba no les han informado sobre las decisiones adoptadas en las reuniones.

La mujeres protestaron por el cambio de la corregidora Leonor González, que es nativa, por un corregidor especial. Eso lo hizo el Alcalde sin consultarnos, nos colocaron a una persona que ni siquiera conocemos , afirmaron.

La luz, un problema Los habitantes de Tierrabomba nunca se imaginaron que la llegada de la luz a su corregimiento les fuera a traer tantos problemas.

Ese 24 de julio de 1998, cuando el entonces presidente Ernesto Samper inauguró el servicio de energía la vida les cambió. Las tierras que por años habían cultivado sus papás y abuelos empezaron a cotizarse. Aparecieron supuestos dueños de predios en Tierrabomba, distintos al Distrito, la Armada y los nativos.

Además, particulares y empresarios empezaron a comprar terrenos a los nativos para levantar construcciones, situación que creó malestar en la administración de Cartagena, por considerar que sólo el Distrito es dueño de los predios.

El conflicto empeoró recientemente cuando el Comando de la Fuerza Naval del Atlántico detuvo a diez personas que venían violando los derechos de varios pobladores de Tierrabomba. Según las denuncias, los nativos de la isla fueron agredidos por estas personas. Los detenidos, de acuerdo a la Fuerza Naval, alegaron que estaban prestando el servicio de celaduría armada para evitar las posibles invasiones en la isla.

Después de suceder ese caso, el alcalde Nicolás Curi, la Policía y la Armada hicieron pública la conformación de un Comité Interinstitucional Permanente de Vigilancia y Salvación para Tierrabomba y redactaron un documento donde se establecía que los legítimos propietarios de la isla eran la Armada Nacional y el distrito de Cartagena.

En el comunicado se dice también que la Armada y el Distrito adelantarán las acciones pertinentes para legalizar la situación de las poblaciones de la isla.

A pesar de este comunicado y a las declaraciones entregadas por el Alcalde en el sentido de que en Tierrabomba sí hay unos asentamientos humanos que debemos respetar, conservar y ayudar , la comunidad está intranquila porque piensa que los van a desalojar.

Queremos que respeten nuestros derechos , dijeron ayer las mujeres que llegaron a EL TIEMPO para hacer el trabajo que según ellas deberían hacer sus maridos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.