SUBSIDIOS, NO DARÁN UN BRINCO

SUBSIDIOS, NO DARÁN UN BRINCO

Aunque la meta del gobierno es construir 125.000 viviendas anuales, lo cierto es que los recursos que piensa destinar para subsidios de vivienda alcanzarán solamente para completar unas 40.000 soluciones (la tercera parte) y todavía no se tiene claro cuándo comenzarán a ser otorgados.

31 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

El gobierno anunció una adición presupuestal para destinar unos 200.000 millones de pesos para programas de vivienda. Sin embargo, se conoció que estos dineros no solo irán para este rubro sino también serán usados para programas de infraestructura, servicios públicos y alcantarillado.

A través de dichos programas el gobierno busca impulsar la deprimida industria constructora y contrarrestar la caída del empleo en los últimos años.

El propio ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, confía en que el programa de construcción de vivienda social pueda generar unos 100.000 empleos.

Ayer funcionarios del Ministerio de Desarrollo sostuvieron una reunión con el director de Planeación Nacional, Jaime Ruiz, con el fin de definir la puesta en marcha del plan de choque el cual viene siendo anunciado por el gobierno desde septiembre del año pasado. Este persigue reducir los índices de desempleo a través de la generación de puestos de trabajo en la industria edificadora y el sector de obras públicas e infraestructura.

Sin embargo, el gobierno aún no ha decidido cuándo se comenzarán a entregar estos subsidios y de qué manera, teniendo en cuenta que la política de vivienda del gobierno reestructuró el sistema de otorgamiento de estos beneficios.

Ahora para acceder al subsidio las familias deberán demostrar un ahorro programado, de por lo menos el 10 por ciento del valor de la vivienda.

Aunque estos lineamientos ya están sobre el papel, aún no han empezado a ser implementados y por el momento no se han comenzado a otorgar los recursos disponibles para subsidios.

A juicio de funcionarios de viceministerio de Vivienda, estos recursos del ahorro público unidos a los dineros del gobierno servirán para fondear recursos para fomentar la liquidez en las corporaciones de ahorro y vivienda.

Se calcula que se requieren recursos por tres veces el valor de los subsidios para poder llevar a término los proyectos, los cuales tendrán que ser provistos por el sistema financiero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.