UN NUEVO APRETÓN AL PRESUPUESTO

UN NUEVO APRETÓN AL PRESUPUESTO

Después de media docena de intentos y sólo dos debates verdaderos, muy pocos en opinión de los propios parlamentarios, quedan tres días para definir el monto del presupuesto para el próximo año.

13 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

El miércoles, día en que se citó de nuevo al gobierno y a las comisiones económicas de Senado y Cámara, termina el plazo para definir su valor y crece la incertidumbre frente al eco que puedan tener las propuestas de los congresistas que aún no se han analizado y que de hacerlo tendrían sólo un día para ser discutidas.

Más, si ya hace carrera en el Congreso que el gobierno en lugar de permitir algún aumento en la cifra estipulada en el proyecto, que asciende a 46,6 millones de pesos, propondrá una reducción adicional, debido a la caída en los recaudos para este año.

Algunos parlamentarios incluso ya hablan de esa posibilidad. El representante, Rafael Amador, propuso disminuirlo en dos billones de pesos, lo que significa que el Presupuesto de la Verdad quedaría en 44,6 billones.

Esta iniciativa se hace después de analizar las proyecciones macroeconómicas y de escuchar las opiniones de los expertos y de centros de estudio.

Según Amador, el déficit estará por encima del 5 por ciento del PIB al finalizar este año y de alrededor de 2,6 por ciento del PIB en el 2000. Además, la meta de crecimiento del 1,0 por ciento para este año no se alcanzará.

Adicionalmente, aclara un análisis que el parlamentario llevará la próxima semana a la última discusión del monto del presupuesto, no han sido considerados dentro de los presupuestos la vulnerabilidad de las finanzas de las entidades territoriales ni los efectos negativos del desbarajuste de la cartera hipotecaria de las entidades financieras .

Sin embargo, de otro lado algunos parlamentarios, incluso el mismo Amador, sostienen que debe aclararse lo relacionado a los ingresos petroleros.

De las explicaciones del gobierno frente a los ingresos petroleros y también los tributarios, dependerá cualquier modificación en el monto del Presupuesto, del que casi seguro se descarta cualquier incremento adicional.

En la recomposición que se planteará se propone mantener la inversión social y recomponer los gastos, especialmente los relacionados con servicios personales o nóminas paralelas, revisar los incentivos tributarios y revisar las concesiones del servicios personalizado de comunicaciones Psc.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.