FAVORECIMIENTO EN ALUMBRADO PÚBLICO

FAVORECIMIENTO EN ALUMBRADO PÚBLICO

Por las denuncias del Frente Ciudadano Unido, conformado por dirigentes cívicos dedicados a la veeduría del manejo administrativo del Distrito Cartagena, es que la Contraloría General de la Nación, en la investigación preliminar, halló irregularidades en el proceso licitatorio.

21 de julio 1999 , 12:00 a. m.

Al parecer, hay favorecimiento por parte de la Alcaldía en el contratista ganador, que en este caso es la firma Iluminamos Cartagena, cuyo representante defendió el proceso.

Es preciso resaltar que de las pruebas recaudadas se pudo constatar, que de las observaciones formuladas a los actos ordenados y ejecutados por la Administración actual, referente al Proceso Licitatorio D.T.C. 001-98, se desprende una presunta intención de favorecer a la firma que finalmente fue escogida para la prestación del servicio de alumbrado público de la ciudad , señala el organismo investigador.

El favorecimiento al contratista, de acuerdo con la consideración de la Contraloría, se tradujo en detrimento de los intereses del Distrito.

Foto: El contrato de concesión del alumbrado público es investigado por la Contraloría General de la Nación. La firma Iluminamos Cartagena es la encargada.

VEA MAS INFORMACION/2 La olla podrida en Cartagena (V) Tinieblas en alumbrado público Otro escándalo: elaboración de 50.000 almanaques por 20 millones de pesos.

Cartagena La adjudicación en concesión del alumbrado público de Cartagena, desde los tiempos de la Administración pasada, tuvo precedida de complicaciones y suspicacias.

Una vez cursó el proyecto de acuerdo en el Concejo se presentaron debates entre quienes eran partidarios de entregar en concesión el servicio y quienes veían movidas subterráneas que buscaban favorecer desfavorecer al Distrito y beneficiar a los contratistas.

Después de varios aplazamientos, la administración del alcalde Nicolás Curi Vergara tomó la determinación de entregarlo en concesión al consorcio Iluminamos Cartagena, conformado por las firmas Unión Temporal I.S.M S.A y Electroconstrucción.

El Frente Ciudadano Unido, del que hacen parte dirigentes cívicos que realizan trabajos de veeduría de la cosa pública en el Distrito, denunció irregularidades en la celebración del contrato de concesión y lo puso en conocimiento de la Contraloría General de la Nación.

La investigación preliminar realizada por el ente de control halló irregularidades en el proceso licitatorio que dieron pie para la apertura de una investigación formal. Los auditores consideran que, presumiblemente, hubo favorecimiento por parte de la Alcaldía para el contratista ganador.

Es preciso resaltar --dice el informe-- que de las pruebas recaudadas se pudo constatar, que de las observaciones formuladas a los actos ordenados y ejecutados por la Administración actual, referente al Proceso Licitatorio D.T.C. 001-98, se desprende una presunta intención de favorecer a la firma que finalmente fue escogida para la prestación del servicio de alumbrado público de la ciudad .

Para sustentar esta tesis la Contraloría consigna en su informe, que compara los términos de referencia de la licitación inicial aprobada en 1997 y la final en 1998 aprobada por el alcalde Nicolás Curi, y halla que se modificaron varios puntos que terminaron en detrimento de los intereses del Distrito.

En los términos de referencia de la licitación D.T.C. 001-97 (elaborada por la administración del ex alcalde Guillermo Paniza Ricardo), se incluían requisitos y/o condiciones en beneficio de los intereses del Distrito, tales como la obligación por parte de los oferentes de incluir en sus propuestas el valor de la construcción de la iluminación del estadio de fútbol Pedro de Heredia, la remodelación del alumbrado del estadio de béisbol 11 de Noviembre, la de la Plaza de Toros y la expansión del alumbrado público a los corregimientos.

Estas condiciones no fueron contempladas en los términos de referencia de la licitación D.T.C. 001-98, elaborada durante la administración del alcalde Curi. De tal manera, que el Distrito se quedó sin la iluminación de sus principales escenarios deportivos, y los caseríos de la zona rural.

De igual manera, se pudo constatar que el presupuesto estimado en los términos de referencia de la Licitación D.T.C. 001-97, para los programas de reposición de luminarias y expansión del sistema del alumbrado público y para la operación y mantenimiento del mismo sistema, sufrieron un incremento del 70 por ciento y 60 por ciento respectivamente, en el Proceso Licitatorio de la presente licitación , agrega el informe.

Otro punto que llamó la atención de los investigadores es que en la segunda licitación se redujo el término del alumbrado navideño de 45 días, a tan sólo 30 días, favoreciendo con esta determinación a los beneficiarios de la concesión .

La recomendación de la Contraloría es dar inicio a una investigación formal, y a la vez compulsar copias a las autoridades competentes y, a través del Tribunal Contencioso Administrativo, solicitar la nulidad de los contratos que se originaron del Proceso Licitatorio D.T.C. 001-98, desprendiéndose que con su conducta no sólo ha actuado en presunto desconocimiento legal, sino también se observa toda una presunta gama de irregularidades vulneratorias de las normas fiscales .

Los almanaques Dentro del paquete de investigaciones que adelanta la Contraloría está el contrato celebrado por la Oficina de Protocolo con el periodista Fernando Marimón para la elaboración de 50.000 almanaques.

Se trata del contrato No- 1-3590 del año de 1998 para la elaboración de almanaques año de 1999, que debían ser distribuidos entre funcionarios y dependencias de la Administración. El valor del contrato fue de 20 millones de pesos que el Distrito cancelaría de la siguiente forma: 50 por ciento al perfeccionamiento del contrato y el otro 50 a la entrega total del objeto del contrato, previa certificación de recibo a satisfacción, expedido por la oficina de Protocolo.

La Contraloría encontró que el objeto del contrato es totalmente diferente a la actividad comercial que registra el contratista en la Cámara de Comercio, es decir, el periodista Fernando Marimón figura registrado en la Cámara de Comercio de Cartagena con una actividad comercial de Noticias y Publicidad y no como proveedor de bienes (almanaques).

También estableció que los almanaques no entraron en el Almacén de la Alcaldía Distrital, por tal razón no se pudo establecer su real existencia, es decir, se podría estar incurso en un presunto faltante en una cuantía de 20 millones de pesos .

Y agrega el informe: Las disponibilidades presupuestales expedidas para sufragar los gastos de la elaboración de los almanaques, correspondieron al Rubro Presupuestal Fondo Interadministrativo de Compensación, la cual exige que para expedir dichas disponibilidades debe realizarse una resolución motivada, previa al acto administrativo antes citado; sin embargo el Director de Presupuesto no anexó a esta investigación dicha resolución; violando presuntamente el Decreto No 568 de marzo 21 de 1996 en su articulo 35 .

Una vez conocido el informe del ente de control, la Oficina de Protocolo de la Alcaldía expidió una comunicación en la que certifica que en su despacho sí se recibieron los 50.000 almanaques.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.