S.O.S. POR LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA

S.O.S. POR LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA

Desde hace algún tiempo, diversos sectores vinculados a la ciencia y la tecnología vienen manifestando, pública y profusamente, su alarma por las graves consecuencias que tendrá la enorme reducción del presupuesto de Colciencias como consecuencia de la profunda crisis fiscal que padece el país. Este temor es más que justificado pues tal recorte pone en serio peligro la continuidad de la fecunda labor de ese Instituto, materializada en acciones como el fortalecimiento de las entidades y grupos de investigación, el apoyo a la formación y capacitación de investigadores, el estímulo a diversas formas de divulgación y diseminación del conocimiento, el apoyo a la conformación de redes de información, el diseño de planes estratégicos y el avance hacia la conformación de un sistema nacional de

31 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

ciencia y tecnología.

Los motivos de alarma y preocupación no sólo están plenamente vigentes sino que se han tornado más apremiantes en la medida en que la crisis fiscal va haciendo sentir sus efectos en diferentes entidades científicas.

Uno de los casos más graves es el de Corpoica, entidad que es considerada como el eje del sistema de Ciencia y Tecnología en el sector agropecuario.

Esta es una corporación de participación mixta en la que están asociados el gobierno, como miembro mayoritario y otros 130 miembros que son gremios agropecuarios, universidades, centros privados de investigación y entidades territoriales. Su propósito es adelantar investigación y transferencia de tecnología para el sector agropecuario.

Corpoica produce básicamente bienes públicos, es decir, no apropiables en forma exclusiva por una determinada persona o grupo, sino que son de uso común, de utilidad pública. Esa es la naturaleza de los resultados de su investigación básica y estratégica, de la investigación dirigida a pequeños campesinos que no tienen cómo financiarla, y de la investigación en agroecosistemas que contribuye a que haya una utilización razonable de los recursos naturales. Este es el tipo de investigación que debe ser financiado por el Estado. Corpoica también genera algunos resultados que son apropiables por el sector productivo privado y por ello son financiados, aunque parcialmente, por el sector beneficiado.

A lo largo de sus seis años de existencia, Corpoica ha venido entregando al país abundantes frutos de su actividad; ha generado conocimientos, tecnologías, aprovechando intensamente los métodos, procedimientos y herramientas de las más modernas tendencias científicas; ha dado una participación efectiva a los usuarios en la definición de su agenda de investigación; ha adelantado alianzas estratégicas con universidades y centros de investigación no sólo en Colombia sino en diversas partes del mundo; ha trabajado con varios gremios en investigación aplicada y realiza una intensa actividad para transferir la tecnología generada.

El gran problema que hoy enfrenta Corpoica en su financiamiento. Esta Corporación ha logrado, a lo largo de su corta existencia, aumentar su generación de ingresos propios, los cuales pasaron de financiar menos del 10 por ciento de su presupuesto a cerca del 30 por ciento del mismo en la actualidad. Sin embargo, como es natural en una entidad cuya producción mayoritaria es de bienes públicos, su financiación depende, en gran medida, del presupuesto nacional. La gran restricción de éste para el presente año, junto con el marchitamiento simultáneo de otras fuentes de recursos, está poniendo en inminente peligro un patrimonio intelectual y científico construido por el país durante muchos años, la cuantiosa inversión ya realizada en un buen número de investigaciones que está en gestación y la supervivencia misma de esta entidad. La Corporación está estudiando varias opciones de redimensionamiento y ajuste internos para tratar de adecuarse a las difíciles circunstancias actuales, pero ese esfuerzo no es suficiente y requiere que el Estado le entregue efectivamente la totalidad de los recursos ya aprobados en el presupuesto nacional.

No se puede desconocer la difícil posición del Gobierno al tener que distribuir recursos bien escasos entre necesidades a cual más apremiantes, como por ejemplo la del sector salud, hoy al borde del colapso. Pero en ese complejo balance de prioridades es bueno recordar que la ciencia y la tecnología son indispensables para sacar adelante un sector estratégico como es el agropecuario, para abrirle nuevos horizontes, para sustentar la reconversión productiva y avanzar hacia la competitividad, para contribuir a superar el desequilibrio de la balanza comercial, a generar empleo, a reactivar la economía y, por esta vía, ayudar a sanear las finanzas del Estado, de una manera más permanente y cuantiosa que recortándole ahora su ya escaso presupuesto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.