INDUSTRIA JAPONESA SE DEBILITA POR AGUDA RECESIÓN ECONOMICA

INDUSTRIA JAPONESA SE DEBILITA POR AGUDA RECESIÓN ECONOMICA

El gobierno japonés hizo ayer su primer intento evidente por afrontar problemas de oferta tales como el exceso de capacidad de producción, en medio de la peor recesión del país en la era de la postguerra.

31 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

El gobierno ha conformado un nuevo panel asesor integrado por funcionarios del gobierno y representantes de la industria, que se reunirá cada mes en el transcurso de este año, para discutir políticas que ayuden a revivir las debilitadas industrias de Japón.

Aunque Japón ha creado numerosos comités en años recientes para abordar los problemas de la economía, la nueva medida se adopta en momentos de mayor consenso político sobre el hecho de que el sector industrial japonés necesita ser reformado. También se produce en momentos en que más extranjeros invierten en Japón.

En particular, la llamada Conferencia para la Competitividad Industrial, que incluye a Keizo Obuchi, primer ministro de Japón, Kiichi Miyazawa, ministro de Finanzas, Kaoru Yosano, ministro de Comercio Internacional e Industria, Takashi Imai, presidente de la Federación de Organización Económica y los presidentes de Sony y Toyota, subrayó la necesidad de que el sector corporativo elimine el exceso de capacidad de producción.

Llegó la hora de fortalecer la oferta de la economía para poner a esta última en el camino de la recuperación , dijo Obuchi.

Estas propuestas se producen también en momentos en que al gobierno japonés se le están acabando las medidas fiscales para estimular la economía. Aunque hasta ahora se ha concentrado sobre todo en medidas que estimulen la demanda, ahora se enfrenta a un déficit presupuestal desmesurado y no puede gastar más dinero. También es incapaz de flexibilizar más su política monetaria sin pisar terreno desconocido, ya que las tasas de interés tienden cada vez más a cero.

Tales problemas de política económica han llevado al gobierno a poner énfasis en las reformas del sector privado, más que en políticas del sector público a las que se ha abocado en el pasado.

La continua debilidad de la economía japonesa se demuestra con la caída en el rendimiento industrial, las débiles exportaciones y la pobre demanda que se registró en febrero.

La producción industrial en Japón calló 0,6 por ciento en febrero, de acuerdo con el ministro de comercio internacional e industria. La baja estuvo acompañada por una caída del 2,3 por ciento en los envíos y por el crecimiento del 0,5 por ciento en los inventarios, principalmente provenientes por un agudo aumento en bodegas de vehículos no vendidos.

El ministro de Comercio Internacional e Industria predijo que los rendimiento se irían a incrementar 0,8 por ciento mes a mes durante marzo, pero advirtió sobre una caída del 3,4 por ciento en abril.

Aparte, el ministro dijo que el rendimiento del acero en el primer cuarto del año que comienza en abril caería 8,4 por ciento, año a año. La demanda doméstica por bienes de construcción y de la industria automotriz continuará débil y las exportaciones seguirán estando golpeadas por las fricciones con los Estados Unidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.