DIPLOMACIA DEL BÉISBOL

DIPLOMACIA DEL BÉISBOL

Casi 28 años después después de que la diplomacia del ping pong produjo un acercamiento entre Estados Unidos y China, un partido de béisbol entre Cuba y la novena norteamericana Orioles de Baltimore dejó flotando en el ambiente la sensación de que ese deporte podría ayudar a limar las tensiones entre cubanos y estadounidenses.

30 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Los Orioles se convirtieron en el primer equipo profesional de los Estados Unidos que jugó un partido de pelota en Cuba en casi 40 años. El encuentro lo ganó Baltimore 3 a 2 en 11 entradas.

Excelente juego, victoria del béisbol , dice un titular del periódico Trabajadores, el único que circula los lunes en La Habana, al analizar el juego.

El presidente cubano Fidel Castro recibió en el Palacio de la Revolución al equipo estadounidense después del histórico partido. Muy bueno, excelente , dijo Castro sobre el duelo según publicó el periódico.

Fidel saludó a cada uno de los participantes y felicitó, especialmente, al receptor de los Orioles, Charles Johnson, quien conectó el único jonrón del partido, en el segundo episodio. Cómo me has hecho eso? , le dijo en tono de broma.

Cuba en la Gran Carpa? El presidente del parlamento cubano, Ricardo Alarcón, expresó, a su vez, el deseo de su gobierno que de manera plena un equipo de béisbol cubano pudiera jugar en las Grandes Ligas, como lo hacen actualmente novenas de Canadá.

Lo que debiera ocurrir es que pudiesen competir de una manera abierta, que no sea excepcional, de una manera que no se afectase la integridad deportiva, como ocurre en el caso de Canadá, que tiene dos equipos que participan en las Grandes Ligas , agregó el parlamentario.

Sobre si en el futuro peloteros de la isla pudieran jugar en las Grandes Ligas, dijo que esa opción no se puede excluir , pero no podemos aceptar la pretensión de darle un carácter político a algo que pudiera ser normal. Si hay interés por los deportistas cubanos, como nosotros tenemos por los estadounidenses, compitamos, juguemos pero no quitándole el bate, la pelota y el jugador al otro , agregó el parlamentario.

Puso como ejemplo de peloteros cubanos que se les ha permitido jugar en el exterior a Víctor Meza, que ha jugado y volverá a jugar con un equipo japonés .

Con el partido ganaron Cuba, su gobierno, la afición de la isla, el deporte cubano y la diplomacia de los dos países. La derrota fue para la oposición castrista de Miami, que tendrá que soportar el juego de revancha, en Baltimore, el próximo 3 de mayo.

FOTO: ESTA NO FUE LA FOTO de primera página del periódico Granma: la bandera cubana y el diamante del Parque Latinoamericano de La Habana, mientras los Orioles de Baltimore y una Selección Cuba jugaban a la pelota.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.