AL RAJAH

Cuenta la historia que previo a la salida del imperio británico de la India existían unos gobernantes locales denominados Rajah, famosos por sus excentricidades y barbaridades. Y aunque resulte insólito, en dichos momentos y en tales lugares llenos de hambre y de miseria esos seres opulentos hacían gala no sólo de las mayores gulas y apetitos sexuales, sino que contaban con palacios y vehículos que sólo las mil y una noches podrían igualar en su descripción.

15 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

El asunto era tan quijotesco que los más grandes carros de la Rolls Royce se despachaban a estas lejanas tierras donde los Rajah los usaban para subir sus flamantes elefantes, algunos de los cuales eran sus consortes, con los que salían a pasear por los poblados. Se preguntarán ustedes y qué tiene que ver esto con lo que está sucediendo en Ibagué?. Pues aunque parezca increíble la Contraloría Municipal parece gobernada por uno de esos personajes.

De todos es sabido que la anterior administración en forma absurda e irresponsable entregó las arcas del municipio esquilmadas y arruinadas como si eso fuera realmente una labor digna de emular. Se realizaron contratos y comprometieron todos los recursos como para que el que viniera quedara andando en burro porque los elefantes nunca han gustado de estas tierras. Dónde estaba en esos momentos el organismo de control fiscal?. Por qué no se hizo nada y se permitió que ello sucediera, si está claro que las leyes de presupuesto no permiten este tipo de atrocidades?.

Ahora es justo reconocer que la Alcaldesa hubo de ponerse en frente de tamaña situación. También se ha de reconocer que ha tenido que gastar parte de sus mejores esfuerzos en ponerle orden a la casa y gracias a esa labor seria y concienzuda todos estamos a la expectativa de ver qué obras acometerá en el último año de gobierno. La burgomaestre sometió al municipio a un plan de desempeño que conllevó la salida de cientos de empleados innecesarios del organismo local.

Se logró la financiación del Ministerio de Hacienda para esta reestructuración y gracias a la verticalidad presupuestaria el presupuesto se redujo en más del 50 por ciento, lo demás era mentira.

Esta gestión ha de rendir réditos a largo plazo y pendientes de esos resultados estamos los ibaguereños. Sin desconocer los baches que existen al interior de la administración local, está claro que en frente de la Alcaldía existe una persona honesta que con tesón ha estado ordenando la administración y tiene derecho a terminar sus tres años de gobierno para que podamos hacer el balance final.

Por eso creo que la reacción frente a la decisión del Contralor ha sido en cadena y como cuando los rajah, la cagadita no le ha gustado prácticamente a nadie. Cuál fue el afán protagónico de este personaje, que más pensó en su propia figuración que en los intereses generales de la comunidad. Es que acaso se merece Ibagué la suerte de Melgar de ver cambiar su gobernante cuatro veces en el mismo período?. A quién le cabe en la cabeza que una investigación como la que ha de realizar implica semejante medida, como si igual no se pudiera indagar el hecho con la Alcaldesa a bordo?. O es que acaso el Contralor piensa que la facultad que le asignaron era para que la aplicara como le pareciera o en forma ilógica e irracional?. Ah y a propósito porqué la Contraloría no se subió en el plan de austeridad del propio municipio y andaba pidiendo dizque más presupuesto cuando de lo que se trata es de ajustar las finanzas locales. Y valga decirlo hay que reducir aún más el presupuesto de la Contraloría. No veo porqué el Contralor ha de tener vehículo como si de tiempos atrás estos personajes no lucieran mejor en sus elefantes?. Y para finalizar: austeridad y pulcritud en el manejo de la cosa pública. Quien quiera vehículo que vaya al concesionario y va para todos los secretarios de despacho. Si la plata no alcanza para pagar empleados porque si para que todos ustedes anden motorizados?. Es eso justo?.

Jorge Enrique Arbeláez E.

*Abogado

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.