SI PINTO FUERA MATURANA

SI PINTO FUERA MATURANA

Si Jorge Luis no fuera Pinto, sino Maturana, Gómez, Peláez, Restrepo, Jaramillo o Arango muy probablemente hoy no sería el entrenador de Millonarios.

14 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Hasta ahora se le han hecho y rehecho juicios a los directivos y a la plantilla de jugadores. Pero, cuál es la responsabilidad de Pinto en los nueve meses que lleva como técnico de Millos? Al entrenador se le ha eximido de la muy mediocre campaña que ha tenido en el equipo. Su condición de hombre serio, estricto, trabajador y responsable, se transformó en un bálsamo que lo escurrió de las críticas de la prensa y la afición.

Los últimos 15 días le han resultado una pesadilla a Jorge Luis. Millos, jugando mal, apenas pudo derrotar a Huila en Bogotá con un penalti en el último minuto. Luego, jugando decididamente mal, perdió 2-0 con Santa Fe. El jueves cayó 2-0 en el amistoso con la Selección El Salvador y hoy recibirá al colero de la tabla, Tolima, que, para completar, estrena como técnico a su viejo amigo Luis Augusto El Chiqui García, a quien le hizo acusaciones de deshonestidad.

Además, Tolima trae en su nómina a los ex Millonarios Hílmer Lozano, Osman López y Orlando El Pony Maturana, con quien Pinto tuvo un enfrentamiento directo. A ese Tolimita tiene que ganarle Pinto y mostrando algo de fútbol, a partir de las 3:30 de esta tarde.

La cuota técnica En Millos hay más técnico que jugadores, se ha dicho. Pero el estratega santandereano, de 46 años, tiene su cuota de responsabilidad.

Vamos por partes. Cuando llegó al equipo los directivos ya habían gastado el fajo grueso de billetes en el fracasado experimento con Francisco Maturana. Pero las contrataciones que Jorge Luis supervisó resultaron muy discretas. Rápido repaso: El delantero paraguayo Francisco Ferreira, el lateral o volante caucano Alberto Zamora, el lateral bogotano Nelson Flórez... Además, le dio la oportunidad como titular a Jorge Vidal, que estaba refundido en el equipo y este año lo dio de baja y lo mandó a Pasto. Para esta temporada dio el visto bueno para el volante paraguayo Luis Monzón, el defensa Brahaman Sinisterra, y los delanteros Daniel Tílger y Freddy León.

Le dio luz verde a ocho jugadores. Muchos. En eso tiene responsabilidad. En total ha utilizado 37 futbolistas, muchos de ellos obligado porque tuvo que enfrentar, también, la Copa Merconorte, torneo en el que Millos, entre otras cosas, apostó al título y terminó con las manos vacías...

Objetivo y subjetivo Los números de Jorge Luis Pinto en Millos no lo ayudan. Eso se confirma con una calificación objetiva (puntos, partidos ganados, etcétera.) y otra subjetiva, entregada por los diferentes comentaristas de EL TIEMPO (ver tablas).

En los 40 partidos que ha dirigido, Millos ha perdido más de lo que ha ganado y de lo que ha empatado. La marca de Pinto es de 13 ganados, 13 empatados y 14 perdidos. Como quien dice, el 35 por ciento de los duelos que ha disputado los ha cedido...

Subjetivamente, el Millos de Pinto ha realizado 18 partidos malos y nueve entre discretos y regulares, lo que significa que en el 67,5 por ciento de los partidos orientados por él, el fútbol de Millos ha sido de mediocre para abajo.

Solo tuvo un partido calificado como muy bueno (victoria 1-3 al América, en Cali, en la apertura de las semifinales del año pasado), cinco juegos buenos y cuatro aceptables. Muy poco, de regular para arriba. Si el equipo jugará mal y obtuviera resultados todo se disimularía. Pero...

Hoy, luego de cinco partidos contra Huila, Tolima y el sorpresivo Santa Fe, el líder, ya está alejado a cinco puntos de la punta. Nacional, que apenas lleva tres juegos con Caldas y Envigado, le ha tomado dos unidades de ventaja.

Temperamento Durante seis meses se dijo que Pinto había hecho mucho al lograr que Millos clasificara como octavo a las semifinales de la temporada 98. La historia reciente dice que Jorge Luis tomó al equipo en el puesto 12 y que en el primer partido que ofició como entrenador titular (0-0 con Santa Fe, el 19 de julio del 98) puso a Millos de décimo. Así las cosas, en el segundo semestre del año pasado su logro real fue ubicar al equipo sólo dos puestos más arriba, que los ganó, sufriendo, a Huila y Tolima...

Pinto, además, tuvo problemas con Orlando Maturana, el único talentoso en el equipo del año pasado. El Pony , el goleador del Millos 98, fue rechazado por el técnico para el actual campeonato.

Como si fuera poco, Pinto se la ha pasado de expulsión en expulsión y las fechas de suspensión, por reincidente, lo han hecho ver el 22 por ciento de los partidos en la tribuna.

Es una verdad inocultable que Pinto no tiene mucho equipo. Pero si su apellido fuera Maturana o Restrepo o Jaramillo, ya no estaría en Millos.

Puede que el técnico no sea el mayor responsable del discretísimo Millos de la época. Al fin y al cabo no juega. Puede que el equipo golee esta tarde a Tolima 20-0, pero de que Pinto tiene culpa en esta gris fase de Millos, la tiene.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.