SERVIDORES, EL NUEVO CENTRO DE LA COMPUTACIÓN

SERVIDORES, EL NUEVO CENTRO DE LA COMPUTACIÓN

En las últimas dos décadas, los computadores personales han mejorado rápidamente. Con un poder de distribución sin precedentes han llegado a cientos de millones de personas, y ahora que las redes también han mejorado dramáticamente, algunas personas se preguntan si la computación se centralizará.

15 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Pare muchos no es posible que, en lugar de tener un potente computador en su escritorio o en la palma de su mano, únicamente se cuente con simples dispositivos para conexión en una red de alta velocidad, con una poderosísima central de computadores.

Esta perspectiva es atrayente. Que la información fuera centralmente almacenada y disponible a donde quiera que usted vaya. Si usted comprara los derechos para escuchar determinada música y esta fuera almacenada centralmente, no se necesitaría almacenar CD ni casetes aunque claro, para alta fidelidad es probable que aún desee tener un reproductor de discos compactos en su automóvil.

Parte del almacenamiento ya se está moviendo hacia el centro. Los programas de correo electrónico pueden guardar la información, tanto en el disco duro del usuario, como en la memoria del servidor. La sorprendente popularidad de hotmail.com, que permite a la gente consultar su e-mail desde cualquier lugar del mundo, en cuentas gratis con solo información centralizada, demuestra la atracción de este tipo de información. Actualmente, más de 25 millones de persona han abierto sus cuentas.

Sin duda alguna, la información se volverá más centralizada y los servidores más poderosos. Los servidores que sustentan las páginas web, almacenan información y patrones de datos. Con mayor poder, un gran servidor almacenaría los datos haciéndolos automáticamente disponibles, no importa desde cuál computador se esté consultando.

Pero esto no significa que los computadores personales o los dispositivos de conexión que la gente usaría serían menos inteligentes; por el contrario, ellos serían también más poderosos.

En las pasadas décadas, ha existido un desbalance en la mayoría del crecimiento de la capacidad de cómputo y la capacidad de almacenamiento. Esta se ha dado en los computadores que las personas usan directamente, llamados genéricamente clientes . Los servidores también han evolucionado, pero no se han mantenido a la par con los rápidos avances de los clientes al otro lado de la red.

En los años venideros, los servidores mostrarán una tasa de crecimiento mayor que la de los clientes. El poder crecerá en ambos lados de la red, pero crecerá más rápido en los servidores.

Una de las razones por las cuales solo los servidores no habrían podido satisfacer las necesidades de computación es que aún no existe una infraestructura de comunicaciones lo suficientemente buena... Y no la habrá en un buen tiempo.

Los trabajadores de oficina tienden a usar redes con velocidades razonablemente rápidas; sin embargo, la mayoría de gente se conecta desde su casa a través del teléfono. Las conexiones por cablemódem y sistemas DSL de telefonía están disponibles para algunas comunidades, pero eso está bastante lejos de muchos usuarios, incluso en los Estados Unidos.

Existen, además, muchos computadores personales en E.U. que no están conectados a Internet y el porcentaje aumenta en Europa donde las comunicaciones son más costosas.

Además, los cablemódem y los sistemas DSL no envían datos lo suficientemente rápido para proveer imágenes con la calidad de la actual televisión. Una excelente conexión desde la casa entregaría un millón de bits por segundo, pero un CD-ROM moderno es 50 veces más rápido y en un disco duro es 100 veces mayor.

Una de las razones por la cual es importante minimizar el volumen de datos enviados a la red, es porque toma tiempo transitar entre el cliente y el servidor. Otra forma de mejorar las condiciones de la conexión es incrementar la memoria y capacidad del cliente para no usar innecesariamente los recursos del servidor.

Con el precio de los computadores personales disminuyendo rápidamente, tiene sentido adquirir clientes poderosos, para que la gente tenga, literalmente, el poder de comunicación en sus manos; con un cliente potente, poco tiempo es desperdiciado entre a vuelta y envío de información con el servidor en el centro.

Por otra parte, no importa que ancho de banda tenga la red. Existen múltiples factores asociados con la latencia, y uno de los factores asociados es la velocidad de la luz que determina la rapidez con la que la información puede fluir.

Otra razón por la cual la capacidad de computo no será definitivamente centralizada será porque gran parte de la capacidad local está comprometida en el funcionamiento de los periféricos, manejo de video y datos.

Además, esa capacidad se necesita para el funcionamiento de los juegos modernos de computadores que necesitan rendering (crear una imagen tridimensional que incorporal a simulación de efectos de iluminación), cosas que un terminal de un servidor, simplemente no hace.

Adicionalmente, la gente quiere dispositivos que le permitan conectarse a todos los nuevos periféricos existentes. La proliferación de estos periféricos continuará por un buen tiempo, lo que significa que la capacidad de cómputo estará distribuida entre el servidor y el cliente.

Finalmente, aunque la información aparenta estar almacenada centralmente en realidad también esta guardada localmente, de esta manera la gente puede acceder a la información cuando están desconectados, cuando el servidor esta caído o cuando el tráfico en la red esta muy pesado.

La reflexión de datos en otros dispositivos de almacenamiento le da a los usuarios lo mejor de ambos mundos. La información puede ser respaldada por un servidor central en caso de que el servidor local falle, y también debe estar disponible localmente para garantizar el acceso rápido. Los datos pueden ser copiados en varias máquinas, tras escenas, para mantener la sincronización.

Entonces, respondiendo la pregunta, El almacenamiento se está moviendo hacia el centro?, La mayor parte sí, pero la capacidad de cómputo, no.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.