EL NARCO-CONTACTO

El jueves anterior dos aeronaves de la FAC detectaron una avioneta, procedente del Vichada, que operaba sin plan de vuelo, sin autorización y sin matrícula. En situación tan irregular obligaron a sus pilotos a aterrizar en el aeropuerto de Guaymaral, y una vez en tierra quienes la conducían escaparon sin que nadie pudiera luego dar cuenta de su paradero. Esta simple circunstancia es más que demostrativa acerca de la ilicitud del vuelo y de sus objetivos. Pero no concluye en este punto el problema, porque según se reveló luego en una grabación transmitida por el telenoticiero NTC, entre los pilotos de la avioneta clandestina y uno de los controladores aéreos se sostuvo un diálogo bien comprometedor por todos sus detalles.

29 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Fue un diálogo de absoluta cooperación y de precisas instrucciones sobre la manera como deberían aterrizar y ocultarse; bien indicativo de que entre algunos controladores y pilotos presumiblemente vinculados con el narcotráfico existe una colaboración coordinada y permanente, que facilita las operaciones ilícitas. Sería realmente el colmo que a los múltiples factores negativos que se han puesto de bulto en las operaciones de la Aeronáutica Civil pudiera establecerse esta otra del narco-contacto, por lo cual se imponen minuciosa investigación y severas sanciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.