DOS POLACOS EN BUSCA DE BOLÍVAR

DOS POLACOS EN BUSCA DE BOLÍVAR

Es ya de noche. No corre una brizna de viento. Subo al puente de la fragata en busca de aire fresco. Cruza la sombra nocturna, allá en lo alto, una bandada de aves chillonas cuyo grito se pierde sobre el agua estancada y añeja de la bahía. Allá al fondo, la silueta angulosa y vigilante del fuerte de San Felipe. Hay algo intemporal en todo esto, una extraña atmósfera que me recuerda algo ya conocido no sé dónde ni cuándo. Las murallas y fuertes son una reminiscencia medieval surgiendo entre las ciénagas y lianas del trópico. Muros de Aleppo y San Juan de Acre, kraks de Líbano. Esta solitaria lucha de un guerrero admirable con la muerte que lo cerca en una ronda de madrugada y desengaño.

28 de marzo 1994 , 12:00 a.m.

Dónde y cuándo viví todo esto? .

No importa mucho saber dónde y cuándo Pawel Nowicki llegó a este párrafo de El último rostro de Alvaro Mutis. Cuenta más saber que en estas líneas Nowicki halló el núcleo de la obra y que desde ahí nació su concepción teatral de El último rostro, obra que presenta con la Corporación Estudio Teatro en la Biblioteca Nacional, en el marco del IV Festival Iberoamericano de Teatro.

Nowicki leyó el fragmento una y otra vez para inventar una propia obra la adaptación no es una ilustración empieza a decir. Para hacer una adptación toca encontrar lo que trata la obra, buscar el secreto y después inventar un secreto propio que pasa por debajo de las imágenes y de las palabras que son lo evidente. Es importante encontrar la obra, independiente del autor, decía mi maestro. La paradoja es que yo soy fiel, pero sé que tengo que traicionarme. Con la literatura hay que ser bruto pero humilde, agresivo, pero cuidadoso .

Esta no es la primera adaptación literaria que Nowicki hace de un autor colombiano, la primera fue La Hojarasca de Gabriel García Márquez. Y por qué El último rostro? En primer lugar por lo obvio, es un personaje polaco (esa es la nacionalidad de Nowicki) que conoce a Bolívar meses antes de su muerte (la obra entonces plantea la mirada de dos polacos con respecto de Bolívar); en segundo lugar por el mito del Libertador en la cultura colombiana, por la fuerza del personaje; también por el conocimiento de la historia polaca que Nowicki adivinó en Mutis: esto lo sedujo.

Mutis lo autorizó para hacer el montaje en mayo del año pasado y de paso ambos hablaron sobre la historia de Polonia su obra es un regalo a la Polonia luchadora señala Nowicki, Mutis me lo contó y lo dijo en polaco, él conoce algunas palabras de mi idioma . Bolívar en escena? Mutis y Nowicki coinciden en su encuentro con la historia que para los dos es pilar de sus creaciones. La tradición es la más importante de todas las cosas. La historia es maestra de la vida , dice Nowicki.

Pero por encima del interés por la historia, Nowicki se encontró con el dilema de hacer una obra que le resultó difícil de realizar: cómo pensar a un Bolívar que es un mito entre los colombianos, pero que en realidad pocos conocen más allá de lo que se memorizó en el colegio? cómo hacer coincidir las miradas de dos polacos (director y personaje)? En todo caso, el director se decidió por no poner en escena el mito, y su solución teatral fue la de no personificar a Bolívar (no por falta de actores), es más bien lo que él llama un punto de vista, un querer decir algo y una concepción que toda obra debe tener. Concretizar a Bolívar, significaba matar la poesía que hay en el libro . Y aunque no aparece el Libertador, el director supo que tenía que conocer todo sobre él, leyó algunos libros, pero sobre todo contó con la asesoría de Arnulfo Julio, pocas respuestas halló entre otros colombianos...

Con ciertos elementos de Polonia y esa parte de historia, el montaje se completa, o más bien se regodea, en el romanticismo. El espectáculo es una construcción con influencia de polacos. Yo veo a Bolívar como una figura romántica, su vida, su pensamiento y su fracaso lo fueron .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.