Secciones
Síguenos en:
OTRO CAPÍTULO DE LA PUGNA IDEOLÓGICA

OTRO CAPÍTULO DE LA PUGNA IDEOLÓGICA

La pugna ideológica que se libra en el seno del liberalismo, se reflejó también en los discursos de los precandidatos ante la Convención Nacional. Cuál es el concepto genuino de Estado liberal? Cuál debe ser la política para restablecer el orden público? Cuatro de los seis aspirantes a obtener la candidatura única del liberalismo en las elecciones presidenciales, buscaron respuesta a estos y otros interrogantes. Otro, Rodolfo González, que no asistió, envió un mensaje.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

HUMBERTO DE LA CALLE El desarrollo de la Constitución, las estrategias para la recuperación del orden público y el papel que debe cumplir un Estado liberal, fueron los temas predominantes en el discurso del ex ministro Humberto de la Calle Lombana.

El aspirante invitó a sus copartidarios a impulsar decididamente el desarrollo de la Carta Política, aunque admitió que el liberalismo no puede monopolizar a solas la obra de transformación constitucional que, según él, lideró enteramente el presidente Gaviria.

Advirtió que sería un error fatal que el partido se desmontara de la ola de cambio y renovación política en un gesto de renuncia, que los colombianos no comprenderían jamás. El liberalismo, como mayoría parlamentaria que es, debe colocarse a la vanguardia de esta tarea , enfatizó.

Al hacer una evaluación de lo que han sido las políticas de preservación del orden público, dijo que está probado que la paz armada no ha funcionado en Colombia y que por ello, una actitud responsable debe preservar la alternativa de solución política frente a los pocos que todavía conservan el carácter de delincuentes políticos. Observó que de los 24.413 homicidios que se cometieron en Colombia en 1991, 3.804 se le atribuyen a la guerrilla, y que, por lo tanto, el pavoroso manto de la violencia no cesará totalmente ni siquiera bajo la firma de una paz negociada con la subversión.

Planteó que es necesario ir mucho más allá: ratificar el Protocolo II de Ginebra sobre la humanización del conflicto armado interno. Creo --explicó-- que este paso no representa desmejora alguna para Colombia en su tarea de combatir la guerrilla .

Estimó que la legalización de la droga e incluso la despenalización de algunas conductas relacionadas con el narcotráfico, deben hacer parte del repertorio de posibilidades en la lucha contra este flagelo. También reclamó un mayor concurso de la comunidad internacional para que Colombia no se quede sola en el tratamiento de este problema.

Sobre la pugna ideológica que se da en el seno del liberalismo, De la Calle opinó que el actual régimen constitucional no da lugar a un esquema neoliberal a ultranza.

Queremos un Estado intervencionista para que continúe cumpliendo su tarea de regulación y control, lo que no quiere significar un Estado entrometido, gastando energía y recursos fiscales en toda suerte de empresas , concluyó.

Propuso una salud básica pública y obligatoria, prestada por organizaciones oficiales, privadas o solidarias y financiada por un sistema de seguridad universal.

CARLOS LEMOS Lemos fue especialmente crítico con Ernesto Samper y Humberto de la Calle, si bien no mencionó expresamente sus nombres.

Se entendió que aludía a Samper, cuando al presentarse como un liberal a secas y como un hombre no populista dijo: No he dejado de ser el gerente de un opulento conglomerado financiero para convertirme, sin solución de continuidad, primero en la cabeza de una estrepitosa falange de demagogos, y después en el acucioso ministro de los empresarios .

Era claro que se refería a la aspiración de De la Calle, al afirmar que el repudio del liberalismo ha sido total, cada vez que un Jefe de Estado ha querido continuarse a sí mismo en el poder. Con especial vehemencia afirmó que la jefatura del Estado nunca ha sido una hijuela testamentaria .

También fue muy crítico de la administración del presidente Gaviria, y dijo que no entiende cómo puede calificarse de liberal a un Gobierno que aplasta despiadadamente bajo una avalancha de impuestos elevadísimos y escandalosamente regresivos, como el IVA, a los consumidores de las clases medias y populares. No veo cómo puede ser liberal --insistió-- un Gobierno que sacrifica al hombre social en beneficio del hombre económico y que, consecuente con ello, ha montado un sistema de economía más especulativo que productivo .

Para Lemos, la forma como el Gobierno ha manejado la apertura económica ha convertido al país en una enorme boutique importadora y dispensadora de artículos extravagantes y suntuarios, mientras se retraen peligrosamente las exportaciones tradicionales.

Dijo que en medio del clima de tensión social que vive el país, los paros cívicos, los motines y las asonadas son la respuesta de comunidades en franco desespero ante la que llamó desconcertante falta de sensibilidad .

Este es un Gobierno frío y sin sensibilidad. Pragmático, como se dice hoy. No parece ser permeable a las emociones y desde luego no las inspira ni en el Partido ni en la Nación, afirmó. Comentó que el partido obtendrá el triunfo, en la medida en que logre aligerarse del pesado fardo de la bien merecida impopularidad gubernamental.

A su juicio, el liberalismo ha tenido la gran virtud de convertirse en alternativa de sí mismo y de haber sido capaz de hundir la sumisa y resignada continuidad.

ENRIQUE PAREJO Enrique Parejo se declaró preocupado por la crisis que vive el partido, que en su concepto lo sitúa ante una disyuntiva apremiante: reanudar la lucha por la justicia social para garantizar su propia supervivencia, o desaparecer y confundirse con tendencias neoliberales, ajenas a la causa de los pobres.

Señaló que la responsabilidad de esa crisis recae en la clase dirigente, caracterizada por su oportunismo político y por su actitud incondicional frente a conveniencias de clase y de momento.

Advirtió que en las propias esferas de un Gobierno que se dice liberal, campean la corrupción y el clientelismo. Opinó que esta afirmación es aplicable también al Congreso. Las masas liberales no se sienten ya representadas por quienes en su nombre actúan en las corporaciones públicas o en cualquier otro escenario de la vida nacional, pues han olvidado la misión fundamental del partido, para dedicarse a toda clase de tráficos venales .

Criticó la permanente actitud incondicional observada por la bancada liberal frente a los actos del Gobierno. Dijo que en cualquier otro país del mundo habría causado vergenza un hecho como el ocurrido en la cárcel de La Catredral.

Estimó que es un contrasentido que el Gobierno, responsable directo de la fuga de Pablo Escobar, esté ahora ofreciendo enormes recompensas con dineros públicos para tratar de reparar el mal que él mismo causó.

Criticó duramente la forma como el Ejecutivo ha manejado el concepto de modernización institucional. Luego se preguntó: Quién le ha dado a Gaviria esas facultades que el Consejo de Estado ha puesto, con razón, en entredicho? Por qué el Partido Liberal no se pronuncia categóricamente contra semejantes atropellos? .

DAVID TURBAY El discurso del senador David Turbay tuvo un perfil eminentemente económico. Inicialmente hizo una evaluación crítica del sistema de apertura económica y consideró que en este frente el Gobierno ha ido demasiado rápido.

Abogó por una apertura gradual y selectiva y dijo que la política de modernización, que equivocadamente se identifica con un proceso general de privatización, se sustenta en la idea de pensar al Estado como una masa amorfa sin capacidad de generar cambio.

Opinó que antes de desbocar la carrera de la privatización, se requiere dar un gran debate sobre la inmoralidad y la ineficiencia de los sistemas administrativos.

Mi gobierno --dijo-- orientará sus esfuerzos en este sentido, sosteniendo el intervencionismo del Estado donde quiera que se necesite para el cumplimiento de papel regulador y de inversionista social en aquellas áreas de la economía poco atractivas para el capital privado .

Se declaró partidario de concebir una nueva política en favor del agro, como base esencial de un modelo de internacionalización que lleve efectivamente a elevar el ingreso, el empleo y el nivel de vida de la población rural.

RODOLFO GONZALEZ El locutor Juan Harvey Caicedo, maestro de ceremonias, leyó un breve mensaje en el que el precandidato Rodolfo González García explicó las razones que le llevaron a no asistir al certamen.

Según el ex contralor, el hecho de que el embajador en España, Ernesto Samper, no haya dejado aún su cargo para sumarse a la contienda por la candidatura, le restaba importancia a la Convención y abría el margen para que esta fuera más una cuestión de mecánica que de sustancia política.

Aún así, anunció que acogerá, sin reservas las decisiones adoptadas por la Convención.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.