LA AUTOESTIMA

Me gustaría compartir algunos pensamientos con un grupo muy especial de personas: con ustedes, los empresarios, los empleados y todos aquellos hombres y mujeres de la Costa que piensan diariamente en las relaciones laborales y que les preocupa su estabilidad personal y empresarial. Ustedes son muy especiales porque, en realidad, el futuro económico de nuestra región esta en sus manos sobre todo en estos días cuando reinan, por un lado, el miedo, la agresividad, el desequilibrio, y por otro, la necesidad de resultados.

23 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Después de quince años de vida laboral he llegado a la conclusión de que un concepto sobre sí mismo positivo (autoestima) es la cifra final y la llave para incrementar la productividad y la calidad en el trabajo.

La autoestima es el sentimiento que tenemos respecto al concepto sobre mí mismo. Cuando lo que deseo para mí va de acuerdo con lo que percibo que soy, tengo un concepto sobre mí mismo positivo, que a su vez me ayuda a sentirme tan lleno de vida, autónomo, conocedor de mí mismo, importante, competente y agradable como deseo ser. La autoestima se logra al elegir con éxito ser la clase de persona que deseo ser.

La autoestima se inicia en la niñez y se desarrolla cuando se cree en el concepto sobre mí mismo al incorporar o rechazar los mensajes que se reciben de los padres y de otras personas, y de nuestras propias experiencias sobre lo que se puede y no se puede hacer y lo que se es y no se es. En el grado en que experimento ser como mi ideal y ser diferente al ser que deseo evitar, tengo autoestima positiva. En forma similar, mientras más me alejo de mi ideal, más desilusionado estoy de mí mismo y más ira siento hacia mí mismo.

Pero lo interesante de todo esto es que la autoestima está en el corazón de todas las relaciones humanas y de la productividad en las empresas, por ejemplo en el trabajo en equipo y en la solución de problemas, las dificultades surgen debido a la rigidez y a la posición defensiva que se crean, no por las diferencias entre los miembros, sino por poca autoestima y temor a la exposición. El liderazgo depende centralmente del conocimiento de si mismo, que a su vez requiere de una autoestima lo bastante potente como para reconocer las debilidades y sentirse cómodo porque los demás las conocen.

Por lo tanto, todos somos responsables de incluir en nuestra agenda la autoestima, para comprometernos a llevar vidas modelo que sirvan para incrementar la autoestima de cada persona que encontremos en cada momento de nuestras vidas.

Esta afirmación es una necesidad en estos tiempos de cambio profundo, de crisis y de desafío. Preguntémonos: Quiénes somos?, cómo vamos a dirigir nuestras vidas, construyamos de nuevo nuestros objetivos y preparémonos para el siglo XXI? Las personas que se valoran a sí mismas aprecian su singularidad, experimentan un sentido de pertenencia y creen en su capacidad. Eso nos equipa para tener integridad, visión , valor, comunidad, productividad y satisfacción en nuestra vida personal y laboral. La critica coyuntura actual requiere de personas sanas, individuos responsables, contentos consigo mismos, con la diversidad y capaces de trabajar en armonía.

Debemos interactuar de manera rápida y positiva con los demás, las nuevas teorías administrativas hablan de individualidad, responsabilidad, iniciativa, creatividad, colaboración, formación de equipos y de ser compañeros que se inspiren mutuamente. Estas competencias si empezamos a desarrollarlas dentro de cada uno de nosotros nos permitirán llegar a ser empresarios y trabajadores del siglo XXI, inspirándonos para mejorar y mantener centros de trabajo saludables donde se valore la individualidad y que fortifiquen nuestra autoestima.

Desde este punto de vista, el objetivo de la empresa ideal es lograr la mayor autoestima para el mayor número de empleados. Si todos los empleados tienen mucha autoestima, inevitablemente las empresas serán productivas, exitosas y contarán con un adecuado clima organizacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.