EFECTO DEL SOMBRERAZO

EFECTO DEL SOMBRERAZO

Las entidades financieras que no habían bajado sus tasas de interés, especialmente en consumo, tarjetas de crédito y en sobregiros, y que conservaban niveles superiores al 55 por ciento, tendrán que aplicar una reducción en forma inmediata.

15 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

De no hacerlo, podrían incurrir en delito de usura, tal como lo señala el Código Penal, pues a partir de la fecha rige el nuevo techo hasta el cual es permitido prestar en Colombia.

Este límite que rige desde hoy se sitúa en 55,22 por ciento efectivo anual, cifra que para la primera quincena de marzo estuvo en 66,48 por ciento.

Esto es producto de la nueva metodología implementada por la Superintendencia Bancaria para calcular el interés bancario corriente y las tasas de los créditos ordinarios de libre asignación.

Con la modificación de la metodología se produjo una reducción inmediata en once puntos en el nivel de usura, obligando a muchos intermediarios a bajarse automáticamente.

Precisamente a los banqueros no les gustó que por esta vía se le hubiera forzado una baja en las tasas de interés.

Lo consideraron como el auténtico sombrerazo con que amenazó el ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo.

Y la verdad es que algunas entidades financieras habían decidido bajar en dos o cuatro puntos el interés para operaciones como los sobregiros e igualmente en el caso de las tarjetas de crédito.

Sin embargo, para los que estaban al tope, es decir sobre el 60 por ciento, deberán aplicar a la fuerza una mayor reducción.

La mayoría de las entidades financieras cobraban hasta la semana pasada por los sobregiros, un interés del 66 por ciento. También algunos créditos de consumo estaban por encima del 55 por ciento.

Con la baja en el nivel de usura, de entrada, los intereses de mora tendrán que caer, puesto que el tope máximo se puede cobrar en Colombia siempre lo impone el nivel de usura.

Como quien dice, las entidades sólo podrán cobrar hasta 55,22 por ciento cuando sus clientes están en mora.

Intervención disfrazada Para algunos banqueros, este cambio en la metodología del cálculo de la tasa de los créditos ordinarios de libre asignación, que determina el nivel de usura, no es otra cosa que una intervención de los intereses, por la puerta de atrás e incluso señalan que esto podría desestimular el crédito de consumo.

Pero aún más, aseguran que lo que son los sobregiros se restringirán al máximo pues se trata de las operaciones más riesgosas.

Para Luis Fernando López, presidente de Afic, gremio que agrupa a las compañías de financiamiento comercial, instituciones que tienen una alta participación en el crédito de consumo, el gobierno bajó el termómetro a la fuerza. Habría sido preferible que las bajará de frente, eso es como una intervención .

Consideró que queda una gran duda frente a la metodología de la Superintendencia Bancaria porque podría verse como una manipulación, dado que se presenta justo cuando el gobierno quiere que las tasas de interés bajen.

Por su parte, el presidente de la Asobancaria, Jorge Humberto Botero, señaló que por está vía se podría desviar los recursos del crédito de consumo.

Esto porque según los banquero bajar a la fuerza las tasas de estos créditos que son más riesgosos puede hacerlos incosteables para muchas instituciones.

Interés bancario El tope de usura que a principios de este mes había certificado la Superintendencia Bancaria estaba en 66,48. A partir del hoy entra a regir el nuevo de 55,22 por ciento.

Sin embargo, a partir de abril las tasas de interés bancario corriente y de libre asignación continuarán certificándose mensualmente, como se ha venido haciendo desde septiembre de 1997.

Mediante la resolución 0275, la Superbancaria certificó en 39,76 por ciento efectivo anual el interés bancario corriente para la vigencia del 15 al 31 de marzo.

Por su parte, la resolución 0276 certificó en 36,81 por ciento el interés anual que cobraron los bancos por los créditos de libre asignación durante febrero y que tiene vigencia para la segunda quincena de marzo.

Sigue bajando La principal tasa de referencia que utilizan las entidades financieras para pagar por los depósitos que les llevan los clientes, sigue bajando.

Para la presente semana la DTF se ubica en 25,17 por ciento, frente a 27,04 de la semana anterior.

Es el nivel más bajo que alcanza la DTF en los últimos doce meses.

El gobierno prácticamente alcanzó la meta prevista. Cabe recordar que el ministro de Hacienda había planteado la reducción de la DTF al 30 por ciento para finales de marzo y por debajo del 27 por ciento para junio.

Con esta tendencia a la baja de la DTF, la corrección monetaria para abril sufrirá una mayor baja.

Adicionalmente, porque la junta del Banco de la República redujo el rezago en el cálculo d la DTF de cuatro a dos semanas. Esto significa que se transfiere más rápidamente la baja. Naturalmente, en caso de que la DTF suba, también el efecto del alza será mucho más inmediato.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.