MATARON LA ESPERANZA

MATARON LA ESPERANZA

La jornada de trabajo de José David Cárdenas Pérez terminó a las 6 y 15 de la tarde del pasado viernes. Se despidió de los internos y de los guardianes de la Cárcel Distrital El Bosque, ubicada al suroccidente de Barranquilla.

23 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

La cárcel, cuya dirección venía ocupando desde hacía 18 meses, quedó envuelta entre la música de los radios y televisores, las risas y la bulla, que salían de las celdas.

Cárdenas se enrumbó a la Ciudadela 20 de Julio a casa de una amiga. Allí lo esperó la tragedia: dos sicarios entraron a la vivienda y le propinaron siete tiros que acabaron con su vida.

A los veinte minutos de haberse cometido el crimen la esposa de un interno llamó a la cárcel y la noticia se regó en las celdas. La cárcel quedó muda y triste , contó Ramón Torres Camargo, uno de los voceros de los reclusos.

A todos se les espantó el sueño, y esperaron el amanecer del sábado para pedirle al alcalde Bernardo Hoyos que les permitiera tener a su director con ellos por última vez.

En la tarde armaron el altar en el área de billares y a ritmo de cantos y pregones lloraron a José David. Sobre el ataúd le colocaron las banderas de Colombia, Barranquilla y de la Alianza Democrática M-19, movimiento político al que perteneció. También, entre los arreglos florales, estaba un cuadro con el rostro de Cárdenas, pintado el pasado 20 de agosto por Balcázar .

Para nosotros significa mucho la desaparición del cuerpo de David, pero sus ideales permanecerán con nosotros para siempre , expresó Torres con los ojos enrojecidos y la voz entrecortada.

El vocero manifestó que ahora esperan que el nuevo director, aunque traiga sus propias ideas, siga con los programas de resocialización y paz que adelantaba José David Cárdenas, quien trabajó con el principio del diálogo y no la guerra.

No era un director, era un amigo, era un interno más, porque él pasaba, no tanto en su oficina, sino charlando con nosotros para ver si comíamos. No era ese director carcelero de otras partes, que no se atreve a hablar con el preso, porque cree que de pronto le van a intentar algo contra su integridad .

Refiriéndose a quienes asesinaron a Cárdenas, el recluso expresó lo hicieron no siendo conscientes de lo que estaban haciendo, porque si hubiesen conocido a la persona no aprietan el gatillo.

Dijo que en coordinación con todos lo internos José David estaba haciendo los preparativos no para celebrar el día del recluso --26 de septiembre-- sino todo el mes con actos culturales, deportivos y recreativos. En ese mes tenía previsto abrir la biblioteca, que ahora llevará su nombre en honor a su memoria , anotó Torres.

Otro de los internos dijo por un altavoz que habían matado la esperanza de la Cárcel, pues Cárdenas Pérez no solo pensaba en ellos sino en las familias. Exigió a las autoridades mostrar resultados efectivos sobre las investigaciones en torno al crimen.

Por su parte, el secretario de Educación del Distrito, Rafael Sánchez Anillo, en nombre de la Administración Distrital repudió el asesinato. Al mismo tiempo exigió a la Fuerza Pública que hicieran un pronunciamiento público para que la impunidad y el crimen no tomen fuerza en Barranquilla.

Exaltó la labor de Cárdenas señalándolo como un visionario y soñador. Siempre luchó para que los internos fueran alguien. Nunca le cercenó a nadie la capacidad de seguir adelante, ni de tampoco destruir. Era un ser resocializador .

Sánchez destacó que por iniciativa del Director de la Cárcel se puso en marcha un centro de educación media hasta cuatro de bachillerato, y que el paso siguiente era buscar un convenio con la universidad a distancia para garantizar educación superior.

Los que sueñan con sociedades con oportunidades, los callan con las balas , puntualizó Sánchez Anillo.

Garantias Les garantizó que esto no quedará impune , dijo con tono de compromiso el alcalde Bernardo Hoyos Montoya a los 164 reclusos de la Cárcel Distrital el Bosque de Barranquilla, delante el féretro del asesinado director José David Cárdenas Pérez.

El Mandatario manifestó que las investigaciones van por buen camino y que sabemos mas o menos por donde van las cosas . Insistió en que el crimen de Cárdenas no quedará en la impunidad.

La noche del hecho, Hoyos dijo que no pudo dormir, y que le impresionó el llanto de los reclusos cuando fue a visitarlos para consolarlos.

Esta es nuestra patria, la que se ha construido. Una patria en donde la vida vale poco. Es una herencia que hemos recibido y que muchas veces con nuestro comportamiento, sin excepción, fortalecemos esta patria de muerte, esta patria de angustia , anotó.

El Alcalde dijo que la muerte de José David lo entristece, pero recomendó no llorar a las personas que mueren por la vida. Luego hizo una remembranza.

Lo conocí en 1984, era un adolescente en este barrio, El Bosque. Militante del M-19, honesto, siempre hablaba de justicia, de fraternidad, de respecto por la persona humana, de derechos humanos en aquella época .

Hoyos pidió que el espíritu de José David permanezca vivo en cada uno de los internos, y que la mejor imagen de amistad que se le puede dar es continuar sus programas: la sala de informática, la biblioteca, el trabajo con la comunidad.

Por último manifestó que tratará de colocar al frente de la Cárcel Distrital a una persona que pueda continuar con el mismo trabajo, contando con el apoyo de los internos. Luego, junto con el reverendo Milciades Púa, ofició unas oraciones por la memoria del muerto.

Ayer, en la intervención del Centro Comunitario Don Bosco, Hoyos Montoya dijo que los sicarios se equivocaron con José David, porque no era él la persona acusada y por la cual lo mataron. Queremos ver que las fiscalías, por favor, acelere los procesos contra los corruptos que son los que hacen la guerra , dijo el Mandatario.

Agregó que se necesita la justicia, porque la impunidad está destruyendo a Barranquilla y al país. Señor comandante de la Policía, director del Das, comandante de la Segunda Brigada, yo les voy a presentar las pruebas, pero yo quiero que se haga justicia y que el pueblo barranquillero lo sepa .

Entre tanto, a las tres de la tarde, después de los oficios religiosos en la Iglesia San Pío X en el barrio El Bosque, en el Cementerio se cumplieron las exequias de José David Cárdenas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.