CONTROVERSIA POR MANEJO DE LOS SEGUROS EN ARMENIA

CONTROVERSIA POR MANEJO DE LOS SEGUROS EN ARMENIA

Un hueco que puede ascender fácilmente a los 50.000 millones de pesos en perjuicio de los damnificados por la catástrofe del eje cafetero, está a punto de generar un conflicto de proporciones significativas.

16 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

La explicación es sencilla: a las viviendas destruidas por el terremoto no se les está reconociendo el ciento por ciento del valor comercial de los inmuebles por parte de las compañías de seguros, como lo establecen las normas para este tipo de calamidades.

Esto es especialmente evidente en el caso de las viviendas compradas o construidas a través de créditos de las corporaciones de ahorro y vivienda, las cuales deben ser aseguradas por una cifra equivalente al valor comercial del inmueble y no por el valor del préstamo otorgado.

Sin embargo, pese a que el propietario de la vivienda paga las primas cumplidamente sobre el valor comercial del bien, las compañías de seguros no recibe el reporte por parte de la entidad financiera, con lo cual el valor -para efectos del seguro- queda por un valor inferior al que realmente debe tener.

En otros casos, el seguro solo cubre una cifra equivalente al valor del préstamo, con lo cual en el caso de la catástrofe de Armenia, las compañías de seguros giran el valor del seguro a la corporación de ahorro y el propietario no recibe dinero alguno por la parte restante. En realidad, el seguro debería haber sido sobre el total.

El tema ha sido objeto de reuniones entre las compañías de seguros y las corporaciones de ahorro para determinar la responsabilidad de cada una de las partes, en el entendido que no puede ser afectado el propietario del bien afectado.

Aunque para algunos, se considera que en todo seguro hay un deducible, correspondiente a la parte del bien no afectado en un accidente de cualquier tipo, en el caso del terremoto no se puede alegar lo mismo, por cuanto la destrucción del bien es total: no solo la parte física visual sino también la estructura o los cimientos. Esa es la razón de que en el caso de un terremoto, el seguro debe cubrir el ciento por ciento del valor comercial.

Las recriminaciones entre corporaciones de ahorro y compañías de seguros han comenzado a darse. Las aseguradoras han advertido que las corporaciones no les reportaron la información actualizada y que los dineros recibidos solo corresponde en la mayoría de los casos al valor de las deudas.

Por su parte, las corporaciones de ahorro y vivienda advierten que los giros hechos a las aseguradoras se hizo sobre el valor comercial del bien y que en esos términos deben ser las aseguradoras las que deben cubrir con el pago.

Hay compañías de seguros que advierten estar cumpliendo a cabalidad con la norma de entregar al propietario la diferencia entre el valor comercial y el valor del seguro, pero han reconocido que en otras oportunidades el propietario del inmueble no ha sido ilustrado lo suficiente.

El terremoto de Armenia ha sido la catástrofe más importante del país en su historia reciente, lo cual ha implicado costos sin precedentes para las compañías de seguros. Se estima que los daños ascienden a poco más de dos billones de pesos.

El tema de los seguros tiene otras implicaciones: Colombia podría estar siendo considerada como una región de alto riesgo por parte de las reaseguradoras, lo cual llevaría a un aumento de las tarifas que se cobran desde el exterior.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.