QUE LE PONGAN SALSA

QUE LE PONGAN SALSA

Cada vez que Jorge Salcedo pega la pelota al guayo negro y da la primera zancada con su patas de avestruz hay peligro para el equipo contrario. Demoledor. Cuando le dan espacio llega al arco con su cuerpo delgado y mete gol. Cuando la pierde, regresa a recuperar el balón en el medio campo. Incansable. Le pone tantas ganas, que no parece que fuera el Salcedo tímido que se enfrenta a la prensa y a las admiradoras cuando acaba el partido.

17 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Es de pocas palabras con la gente que no conoce. No hace lo mismo con sus amigos y su familia. La sonrisa, que deja al descubierto unos dientes grandes blancos, aparece cuando está al lado de sus hijos de tres años, y siete meses. Con sus compañeros del Once Caldas es un bacán. No en vano le dicen Salsa . Se denomina así mismo el obrero. Lo dice con su acento de la Costa Pacífica, de Buenaventura. Es de piel canela, tiene 28 años y no es muy amigo de las entrevistas. Sí de la salsa.

Usted ha sido considerado bueno durante su carrera, pero la prensa, los técnicos o la Selección Colombia no se habían fijado en usted con la misma intensidad que ahora. Por qué pasa? Siempre he luchado para me tengan en cuenta, pero en silencio. Lo que me mata es que yo soy muy callado y casi no hablo con los periodistas. En mi casa no tengo teléfono, casi nadie tiene mi celular y me gusta que me reconozcan por lo que hago en la cancha.

Eso lo hace sentir más tranquilo Sí, así estoy contento. Ahora estoy luchando por la Selección Colombia. Yo quiero ser titular.

Quién le enseñó o quién lo ayudó a trabajar en su cambio de ritmo? Eso es innato, pero lo supe explotar.

Alguien se lo perfeccionó? Sí. Especialmente Julio Avelino Comesaña, que fue el primero que me dijo que yo podía jugar en cualquier puesto del medio campo. Me lo demostró cuando me puso a jugar en varias posiciones. Luego llegó Pablo Centrone y me explotó más.

Su forma de correr estilizada es algo innato.

Javier Alvarez decía que tenía la presencia de un torero, que había mucha elegancia en la zancada. Una vez un señor se me quedó mirando los guayos y me dijo qué es lo que les pone para pegar ese balón cuando corre? Y cómo lo hace? No sé. Creo que la mente le manda mensaje automáticos a las piernas.

Alberto Duque dice que usted no tiene un gramo de grasa en su cuerpo y que eso se debe a que se cuida mucho en la comida. Es así? Sí. Como muchas verduras. De harina, sólo como papa, y el arroz lo reemplazo con ensalada. Cuando estoy en la casa como mariscos y pescado.

Y cómo los consigue en Manizales? Mi mamá me envía en neveras portátiles pescado, calamares y camarones.

Los tropiezos Cuáles han sido las etapas más difíciles que ha vivido en su carrera? La que viví en Santa Fe en 1997, cuando no tenían con qué pagarnos. Eso no se lo deseo a nadie. Me tocó ver compañeros deshacerse de los carros, pedir plata prestada, empeñar cosas para poder comer. A mí no me tocó hacer eso porque siempre he ahorrado.

Interrumpe para contar que también tuvo otra época dura cuando Roberto Perfumo era el técnico de Santa Fe. El argentino lo despidió del equipo y lo enviaron seis meses a jugar a Venezuela.

Por qué lo sacó? Estábamos jugando un partido en Ibagué. Faltando 15 minutos para que se acabara, empatábamos y eso que teníamos un hombre menos. Pero el técnico decidió sacarme, a pesar de que yo estaba jugando bien, para meter un delantero y perdimos 20.

Cuál fue el problema? Cuando salí se me salió un hijue... vida. Perfumo creyó que era para él. Y cuando acabó el partido me dijo que quién me creía yo, que si pensaba que era la figura. Y después me echó.

Y lo de Venezuela? Días después me reengancharon, pero él me puso a correr fuera del grupo y no me aguanté más eso. Le dije al presidente que me buscara equipo y me mandó a Venezuela. Me dio mucho remordimiento cuando supe que a los 20 días lo echaron a él.

Qué pasó cuando volvió? Cuando volví tenía muy claro que quería jugar en un fútbol de alto nivel. Ese viaje me cambió la mentalidad. Sabe, lo más simpático fue que en la final de Conmebol que jugamos contra Lanús en Argentina, Perfumo fue a saludarme y quedé frío. Qué hubo, profe?, le dije.

Cambiemos Qué es lo que le da más placer? Jugar al fútbol.

Y dentro de una cancha en qué situaciones se siente más cómodo No es que me sienta más cómodo, sino que me gusta cuando les gano la espalda a volantes y defensas. Si se dejan coger un metrico, chao.

En fin, a él le gusta que le pongan salsa.

Curso básico Hay que acudir a un pequeño curso de matemáticas para mirar cómo están las cargas en el Grupo 2 de la Copa Libertadores.

Cali es líder con 9 puntos y ya está en la segunda ronda. Caldas suma 4 y deberá ganar para hacer 7. Así, apenas le faltaría un punto.

Quedan los argentinos River Plate y Vélez Sarsfield, que jugarán esta noche. Vélez es tercero con 2 puntos y River, último con uno.

Si River llega a perder, quedará en grave peligro, pues en caso de ganar los dos partidos a los equipos colombianos sumaría siete puntos y tendría que esperar el gol diferencia.

Si los argentinos empatan, como máximo podrían aspirar a conseguir 9 y 8 puntos, si ganan sus partidos de local a los colombianos.

Si gana River, Vélez aspiraría a 8 puntos, de vencer a los colombianos.

Los equipos Para el partido, el técnico de Vélez, Eduardo Luján Manera, no podrá contar con el atacante Patricio Camps, quien sufre una molestia en el muslo derecho y podría ser reemplazado por Fernando Pandolfi.

Vélez saldría al campo de juego del estadio Monumental con la siguiente formación: Chilavert; Zandoná, Méndez, Sotomayor y Cardozo; Claudio Husaín, Compagnucci, Morigi y Bassedas; Darío Husaín y Pandolfi o Cordone o Ramírez.

En River no jugarán los zagueros Eduardo Berizzo y Leonardo Astrada, expulsados en el partido ante Deportivo Cali, en Colombia, y tampoco lo hará el colombiano Juan Pablo Angel, por una presunta tendinitis.

River formaría con Burgos; Hernán Díaz o Lombardi, Ramos, Sarabia y Sorín; Escudero, Guillermo Pereyra, Berti y Gallardo; Pizzi o Castillo y Saviola.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.