PELEA POR PLATA PARA EL PLAN DE DESARROLLO

PELEA POR PLATA PARA EL PLAN DE DESARROLLO

La falta de recursos para el fomento de la educación y las peticiones de las Fuerzas Militares por un mayor un apoyo presupuestal se convirtieron en los puntos de discordia para la aprobación del Plan de Desarrollo en el Congreso de la República.

17 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Mientras el Gobierno sostiene que hará los esfuerzos necesarios para sacar adelante sus programas sociales en materia de educación previstos hasta el año 2002, un grupo de parlamentarios dice que es necesario ahondar en esos planes para mejorar la calidad docente en todas las regiones del país.

El director de Planeación Nacional, Jaime Ruiz, dijo ayer que en materia de educación el Gobierno busca acabar con la inequidad que se presenta con los municipios pequeños en donde la capacidad docente es limitada y representa un costo sustancial para las finanzas de esas localidades.

El funcionario señaló que la idea del Gobierno es aliviar la carga presupuestal de los entes municipales en el fomento de la educación, además de estimular la presencia de más docentes en las regiones, reduciendo la concentración de profesores que se presenta en las grandes ciudades del país.

Frente al tema de las Fuerzas Militares, el director de Planeación reconoció que el Gobierno cuenta con recursos limitados para el fortalecimiento del Ejército, pero no descartó reasignaciones presupuestales futuras previa aprobación del Congreso de la República.

El Congreso será el encargado de analizar el tema de una mayor asignación de recursos a las Fuerzas Armadas en los próximos años. Las leyes son inflexibles y el Gobierno hizo lo que estaba a su alcance , señaló el director de Planeación Nacional.

Frente al tema de las regalías, Ruiz señaló que es necesario estimular la inversión extranjera en la exploración de crudo y por eso se han planteado modificaciones al manejo de esos recursos tanto por parte del Ministerio de Minas como por el Fondo Nacional de Regalías.

El tema de la falta de recursos para adelantar todos los programas del Plan de Desarrollo es muy complicado teniendo en cuenta que las regiones están demandando más de dos billones de pesos para hacer obras locales. El plan Cambio para la paz tiene un costo de 63 billones de pesos para desarrollar todas las obras propuestas en cuatro años.

Precisamente ante la falta de recursos el Gobierno presentó un proyecto de ley para ampliar el cobro del dos por mil hasta el año 2000. Los recursos que se generen, y que ascenderían a 1,3 billones se destinarán a la reconstrucción del Eje Cafetero afectado por un terremoto ocurrido el pasado 25 de enero.

Confianza fiscal La falta de recursos para la financiación del Plan de Desarrollo parece no constituir elemento de desconfianza en el Gobierno nacional.

El director de Planeación dijo ayer que la caída de los ingresos tributarios en el primer mes del año no representa un hecho alarmante para el Gobierno, pues ese fenómeno estaba previsto.

Dijo que el Gobierno mantiene sus metas de déficit fiscal de 2,5 por ciento del PIB para 1999 y un crecimiento de la economía cercano al 1,5 por ciento.

Señaló que la economía colombiana se recuperará en el segundo semestre del año gracias al ajuste fiscal y a la baja de las tasas de interés.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.