MÁS PARTICIPACIÓN EN LA VIDA MUNICIPAL ES MÁS DEMOCRACIA

MÁS PARTICIPACIÓN EN LA VIDA MUNICIPAL ES MÁS DEMOCRACIA

Los municipios poseen atribuciones que les permiten, a partir de la Constitución de 1991, tomar con mayor autonomía decisiones en la administración de sus territorios, lo cual implica mayores responsabilidades y la necesidad de generar más ingresos para satisfacer las demandas sociales; pero las dificultades no son sólo del orden económico también lo está en alto grado en la desorganización del poder municipal, que se puede mentir en la incapacidad para responder adecuadamente a las necesidades reales de la ciudadanía y la falta de coordinación y gestión ante los centros de poder nacional.

08 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Para acelerar el desarrollo de nuestros municipios es menester crear una conciencia ciudadana de participación, para que los habitantes del municipio con una cultura de participación política constituyan una expresión de la capacidad de organización para lograr los objetivos comunes de los asociados.

Participación de los ciudadanos significa que el ciudadano se involucra en la toma de decisiones de los objetivos comunes de los asociados. La vida municipal es un bien común, un bien social en el cual todos debemos estar bien comprometidos y, es deber del gobernante municipal promover los mecanismos de participación ciudadana integrados en la constitución política y asegurar el ejercicio del derecho de los habitantes del municipio a participar en la gestión del gobierno municipal.

El vecino del municipio y el alcalde deben tener claro que la participación ciudadana no depende de la buena voluntad de la autoridad municipal, por lo que ella esta obligada hacer viable el mandato constitucional de la democracia participativa.

El ciudadano debe saber que la autoridad municipal está obligada a suministrar la información que le rea requerida, relacionada con la gestión gubernamental y que la consulta ciudadana es un instrumento decisivo en la toma de decisiones, todo complementado con la contribución fiscalizadora cuya objeto es verificar como se ejecuta la acción del gobierno.

Un gobierno municipal participativo implica la conformación de una oferta de mecanismos que le permitan al habitante del municipio acercarse a la información, a la consulta, y a la fiscalización de la gestión del gobierno porque en la medida que más ciudadanos participen en la política municipal mejor será el bienestar colectivo y todos nos sentiremos responsables del destino del municipio. Más participación ciudadana en la vida municipal es más democracia.

*Diputado del Atlántico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.