SAN ANTONIO LE DICE NO A LA VIOLENCIA

SAN ANTONIO LE DICE NO A LA VIOLENCIA

Desde lo primeros días del mes de febrero se lleva a cabo en el municipio de San Antonio una capacitación a la comunidad de la zona rural para la no violencia y el desarrollo social.

24 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

El certamen llevado a cabo por la Fundación para la participación ciudadana y los derechos humanos, Fundemos, que dirige el abogado Yerman Lombana, a través de un convenio con la Digedacp, organismo del Ministerio del Interior, a cargo de Marcelo Lozada tiene como objetivo principal la capacitación y promoción de la comunidad rural para la participación ciudadana y los derechos humanos.

Según Lombana, son 16 talleres los que se realizarán en cuatro zonas del municipio; Santa Rosa, Playarrica, Villahermosa y el propio casco urbano de San Antonio.

El temario incluye temas de los derechos humanos fundamentales, mecanismos de participación ciudadana y democrática, desarrollo comunitario y medio ambiente, mecanismos de participación ciudadana. En cada uno de estos talleres se incluirán temas como el derecho ala vida y la integridad física, conceptos elementales del estado, la organización comunal y el municipio, el DIH, el voto programático, las veedurías ciudadanas, entre otros.

Lo que se busca con dichos talleres es concientizar a la comunidad a la comunidad de su papel protagónico en el desarrollo comunitario y social del municipio, propiciar espacios de integración comunitaria, exaltar el valor fundamental que representa la vida, dotar a la comunidad de mecanismos para defender sus derechos, erradicar el maltrato a la mujer y los niños, pero sobre todo, poner las bases de una nueva cultura social de conciliación, tolerancia, participación ciudadana y confianza en las instituciones de justicia.

El programa va a hasta mediados de junio y aspira a capacitar alrededor de 500 personas de la zona rural, fundamentalmente, adultos y jóvenes.

Antecedentes Fueron los rasgos socio culturales y los antecedentes históricos de San Antonio, que se han entremezclado para forjar una cultura de violencia muy particular, los que llevaron a Fundemos a realizar este tipo de talleres.

Dentro de estos antecedentes se destacan los de violencia partidista, por monopolio del comercio de la amapola, la delincuencia común, conflictos personales, familiares, vecinales, retaliaciones y venganzas personales, embriaguez, necesidades económicas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.