POR DELANTE SU PASADO

POR DELANTE SU PASADO

Con la manifestación expresa de no reconocer enemigos políticos en la región y auspiciado por la opinión apícola que de él hiciera López Michelsen en el diario EL TIEMPO, Alberto Santofimio, quién lo creyera, ha extendido una especie de amnistía e indulto a quienes en el pasado discreparon de su arrogante, embaucadora y equivocada aventura política.

24 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Ha sido una declaratoria unilateral de borrón y cuenta nueva, como si el tiempo se hubiese detenido en estas tres pecaminosas décadas de insulsa verborrea puesta al servicio incondicional del clientelismo y de la mezquindad de quienes descarrilaron este país. No hay que llamarse a engaño. Que se recuerde, Santofimio, jamás ha sido consecuente con su arenga. Ha atacado sin piedad a la oligarquía estando al servicio de ella. Ha alzado la voz convocando a derrotar la injusticia para luego aprobar leyes que han puesto en vilo la dignidad humana de los de abajo y los de afuera . Desde su juventud se comprometió con la pobrecía pero se sustrajo a ser su vocero incondicional porque fue incapaz de sentarse en la mesa destartalada que le ofrecieron los humildes para que interpretara su dolor, sueños y frustraciones. Si bien es cierto, aprendió de memoria el ideario liberal de sus mayores (Murillo Toro, Uribe Uribe, Gaitán, López el viejo y Echandía), también es cierto que, su discurso es un monumento en homenaje al despilfarro histórico porque siempre esbozó un pensamiento inversamente proporcional con su práctica política. Esa la razón y no otra, para que el solio de los Presidentes le haya sido esquivo y para que hoy se presente como un arrepentido deudor moroso del Tolima y de Colombia que regresa a casa, como el hijo pródigo, a festejar el infortunio. Y, como ayudó a envejecer a tres generaciones en la desesperanza, ha pedido perdón y muy seguramente se le concederá. Y, ahora, cuando sólo tiene por delante un pasado lleno de reproches , con la misma prédica, se lanza presuntuoso en medio del torbellino político que envuelve este país autoproclámandose el motor de la renovación con la ambición de lograr un asiento salvador en la Asamblea Nacional Constituyente que ya se avizora.

Abogado litigante

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.